Una prepaga costará hasta 35.000 pesos para una familia

01/11/2019

Una prepaga costará hasta 35.000 pesos para una familia

El precio de una prepaga a partir de diciembre, cuando se aplique el nuevo aumento que habilitó el Gobierno, podría ser de hasta 12 mil pesos para un joven de 30 años en un plan premium. Para el caso de un matrimonio con dos hijos menores a 21 años, ascendería a 35 mil pesos.

En el caso de un plan considerado económico, como puede ser el de AcaSalud 204, para el fin de año un joven de hasta 30 años pagará 3.261 pesos; un matrimonio de entre 30 y 40 años sin hijos, 7.828 pesos; y un matrimonio de más de 40 años con dos hijos menores de 21 años, 12.694 pesos.

Por su parte, para un plan considerado intermedio, como puede ser el de Sancor 3000B, en diciembre un joven pagará 5.174 pesos; un matrimonio sin hijos, 10.350; y un matrimonio de más de 40 años con dos hijos, 20.443 pesos. Hace un año, en diciembre de 2018, los valores eran muy distintos. Un joven pagaba 3533 pesos (1641 pesos menos de lo que pagará ahora); un matrimonio sin hijos, 7287 pesos (3.063 pesos menos), y un matrimonio con hijos, 12.534 pesos. Es decir, que necesitarán casi 8000 pesos más que el año pasado para poder afrontar el mismo plan.

Para un plan considerado premium, como puede ser Osde 410, un joven pagará en diciembre de este año 11.763 pesos; un matrimonio sin hijos, 23.528 pesos; y un matrimonio de más de 40 años con dos hijos, 34.804 pesos. “Osde tiene unos de los precios más caros del mercado, pero da acceso a una cartilla de prestadores de sanatorios y especialistas muy amplia”, aseguró Fabien Barralon, creador de la plataforma.

La diferencia de precios entre los planes radica en la cobertura internacional, la cartilla de médicos y sanatorios, el nivel de cobertura odontológica y óptica, la presencia de copagos o reintegros, una habitación individual en caso de internación, cirugía estética, entre otros. “Hay casos de planes de empresas que son muy similares, pero uno es mucho más económico que el otro, y la gente suele confiar en las marcas más conocidas, que hacen mucho marketing, porque se trata de la salud que uno contrata para su familia”, explicó Barralón. Los cambios de una prepaga a otra pueden hacerse en forma ilimitada si se trata de afiliación particular, o una vez por año para afiliados en relación de dependencia que derivan sus aportes.

Los precios dentro de un mismo plan de una empresa pueden variar según la edad, y en la mayoría de los casos las actualizaciones se dan cada 5 años, por ejemplo, de 26 a 30 años es un valor, y a partir de los 31, otro. La inclusión de los hijos en el plan familiar suele ser hasta los 21 o 25 años, según la compañía.

Los valores actualizados de cara a diciembre son estimados, dado que el Ministerio de Salud aprobó aumentos de hasta 12 por ciento, por lo que puede haber casos en que las empresas suban menos, aunque no es la generalidad. “Vamos a aumentar 12 por ciento porque menos no se puede”, dijo a Página 12 Jorge Piva, director general de Medifé y vicepresidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud (UAS). Según explicó, las subas se deben a los incrementos de costos en el sector, dado que el 40 por ciento de los costos se encuentran dolarizados, por tratarse de insumos, prótesis y medicamentos importados.

Sin embargo, Piva reveló que antes de pedir la habilitación del aumento al Gobierno, intentaron consensuar otras medidas, como exenciones impositivas, porque ante cada incremento, pierden afiliados. “Hace 90 días que venimos trabajando para morigerar o eliminar el nuevo aumento, pero no tuvimos suerte. Ante cada suba se nos cae la cartera de clientes porque la gente no puede pagar más”, aseguró a este diario.

El aumento de hasta 12 por ciento que habilitó el Gobierno para diciembre es la sexta suba consecutiva en el año. Hubo subas de 5,5 por ciento en julio, 6 en agosto, 6 en septiembre, 4 en octubre, 4 en noviembre y ahora 12 por ciento en diciembre. También hubo subas en febrero (5,5) y en mayo (7,5), por lo que se registraron 8 alzas en todo 2019, que acumulados ascienden al 61 por ciento, una cifra mayor a la inflación, que se espera que ascienda al 55 por ciento, según el Banco Central.

Compartí