Una mujer argentina compró una casa en Italia por un euro y mostró como vive

15/02/2021

Una mujer argentina compró una casa en Italia por un euro y mostró como vive

Cecilia Solari se fue a vivir a Italia y compró una casa en un pueblo llamado Mussomeli a un valor actualmente de 107 pesos argentinos.

Si, existen las casas a un euro en Italia. Cecilia Solari pudo comprobarlo en 2019 al arriesgarse a comprar una de ellas en el pueblo de algo más de 10 mil habitantes llamado Mussomeli, en la región de Sicilia.

Partir hacia Italia para radicarse allí fue todo un desafío, más tratándose de que estaba por comprar una casa a 1 euro (107 pesos argentinos actualmente), una oferta imposible de creer en Argentina.

El precio es especial para algunas viviendas en regiones de Italia que se encuentran despobladas debido a que sus habitantes migran hacia las grandes ciudades buscando mejores condiciones de vida y trabajo.

Esto impactó de lleno en Mussomeli, un pueblo que quedó casi deshabitado. Por este motivo, las autoridades provinciales establecieron algunas dinámicas para atraer a personas interesadas en adquirir una vivienda a muy bajo costo, pudiendo encontrar incluso algunas de hasta 1 euro, como la que adquirió la mujer argentina.

Pero existe una condición para poder llevar a cabo dicha transacción: las personas interesadas en comprar una de las viviendas a bajo costo, deben comprometerse a rehabilitar la casa que compren conservando el estilo que se tenga en el pueblo, en un lapso de un año.

Esta tarea termina generando un costo considerable ya que se debe respetar la estética del lugar, elevando el precio de los materiales específicos y la mano de obra.

Cecilia no dudó y aceptó la oferta, comprando una de las casas que estaba siendo ofertada a un solo euro. La mujer es argentina, trabaja como artesana y admitió ante los medios italianos que su sueño era vivir en Italia, y a pesar de lo poco creíble de la oferta, decidió lanzarse a la aventura y cumplir con su propósito de radicarse en el país europeo.

La casa tiene 250 metros cuadrados, divididos en tres pisos y asegura que piensa poner un taller de joyería.

Compartí