Un exparticipante de Masterchef denunció que “todo es un fraude” y contó cómo se hace el programa en realidad

14/09/2020

Un exparticipante de Masterchef denunció que “todo es un fraude” y contó cómo se hace el programa en realidad

Devoluciones guionadas, la prohibición de probar o comer sus propios platos o los de los compañeros, y presuntas maniobras de fraude que incluso lo beneficiaron a él. Todo esto lo reveló Sebastián Ablín en una transmisión en vivo en su cuenta de Instagram. ¿Con cuánto dinero se hizo participando del programa? Todos los detalles y el video, en la nota.

Las palabras de Sebastián despertaron gran sorpresa en muchos seguidores del programa y formatos que se asemejan. El participante de la edición 2015 de Masterchef, transmitida por Telefé y que arrasaba en el raiting los domingos, reveló el detrás de escena del reality-show que tuvo como ganador en aquella edición a Alejo Lagouarde.

En principio, Ablín, de 47 años actualmente, confirmó que “el tiempo de cocina era real, vos cocinabas el tiempo que te decían posta”. Sin embargo, “lo que era un poquito mentira era el tiempo que permanecías en el mercado”, detalló, recordando que según el producto final, eran dos los minutos disponibles para hacerse de la mercadería para cada plato.

Uno de los primeros ‘secretos’ del detrás de escena, fue que “nos hacían cocinar dos platos, terminábamos y nos sacaban afuera. Ellos pasaban, probaban todos los platos, se juntaban con los productores y decidían todo previamente”, cuando en el programa la supuesta degustación se da una vez que los jueces llaman a los participantes con sus respectivos platos.

Para el exjugador de River (sí, no es un error del autor, jugó en el Millonario), “ya decidían qué iban a decir de tu plato, si iba a estar bueno, si te iban a tirar para abajo”, y que mientras “vos no sabías nada, ahí te hacían pasar a la devolución”.

Además de la cocina, le hacía mucho al futbol. Tanto, que llegó a jugar en River. En el centro de la foto está Sebastián y a su izquierda, el “Pipa” Higuain padre.

Dijo también el exparticipante que la devolución sería una farsa, y que todo se trataba de una actuación porque “ya sabían el gusto que tenía tu comida”, y ante esta situación “se aprovechaban, si te querían mandar al bombo te decían que estaba fría, y vos no les podés decir: pero boludo, hace dos horas que está la comida ahí, como no va a estar fría”, reprochó.

Uno de los puntos más fuertes de lo relatado por Sebastián, fue cuando mencionó que “no podíamos comer lo que hacía el participante de al lado porque vos ahí podías decir si el jurado estaba chamuyando, ¿qué pasaba si vos probabas unos fideos con tuco y estaba re ácido el tomate?”, cuestionó, y admitió que “no podías hacer nada, porque vos no sabías el gusto, entonces decidían ellos a quien hacer pasar”.

El video de la transmisión en vivo con la que “desenmasacaró” a Masterchef.

Esto incluso lo habría beneficiado a él mismo, contó. “Me ha pasado a mí de tener platos muy malos pero como generaba buenas escenas me han hecho pasar”, confía.

En una transmisión en vivo por Instagram a través de su cuenta sebablin, que promedió apenas los 22 espectadores, pero que fue grabada por un usuario y subida a YouTube, lamentó que “lo que más me dolió fue cuando firmé el contrato donde decían que a nosotros no nos pagaban un peso, solo el viatico, y los chefs ganaron un montón de plata”.

Por último, se quejó de que, tras superar varias etapas del concurso, “estuve 14 programas, un montón, y me pagaron 9 mil pesos, por 14 programas”.

Compartí