Torres Otarola dijo que el delito del que se la acusa “era común en la administración pública”

31/07/2020

Torres Otarola dijo que el delito del que se la acusa “era común en la administración pública”

El 11 de agosto se realizará la audiencia de apertura de investigación, donde se pedirá que imputen a la ex ministro de Familia, Cecilia Torres Otarola junto a otras 12 personas por presunta defraudación al Estado y conclusión, en al menos 13 hechos.

Fabián Gabalachis es el abogado  defensor de la ex ministra de Familia de Chubut, Cecilia Torres Otarola, y en diálogo con ADNSUR, se refirió a la postura que mantiene la ex funcionaria respecto a la causa denominada “Ñoquis Calientes”, en la que el fiscal Omar Rodríguez pide que se la impute junto a otras 12 personas por presunta defraudación al Estado y conclusión, en al menos 13 hechos.

La audiencia de apertura de investigación será el 11 de agosto, pero ya se conoció el testimonio de una de las imputadas, Silvana Cañumil, la niñera de Torres Otarola, quien sería la encargada de recaudar “el diezmo” que la ex diputada le cobraba a las personas a quienes había hecho ingresar a la administración pública, y luego transferirle el dinero. En cuatro años, Cañumil le transfirió a Otarola más de un millón y medio de pesos.

“Conversé con Torres Otarola y tuve acceso a los hechos que el Ministerio Público Fiscal (MPF) pretende investigar. No hay mayores objeciones. Todo se relaciona con su paso por  la Legislatura y el Ministerio de Familia”

Gabalachis aseguró que “(la ex ministra) está bien en cuanto a su entereza. Se sintió molesta por las declaraciones del MPF y su primera intención fue contrarrestarlas a través de explicaciones públicas. Le aconsejé que eso no es lo conveniente, hay que discutirlas en la Justicia y  por eso se llamó a silencio”, puntualizó.

El abogado de la ex ministra señaló que “ella está convencida que asumió una práctica habitual en el ámbito de la función pública. Me explicó que –en ningún caso- existió un delito y que actuó dentro de los límites legales que la administración pública la autoriza”, dijo. Y aseveró que Torres Otarola indicó que “reconoce que puede haber existido alguna operación bancaria en la cual una de las personas (que también está imputada) le ha enviado dinero pero no se relaciona –en absoluto- con algún retorno de sueldos”.

Gabalachis manifestó que “no existe $1.500.000  transferidos a la cuenta de Torres Otarola. La cuenta que saca la Fiscalía se relaciona con sueldos que pueden haber cobrado los funcionarios pero no de las transferencias que Otarola pueda haber recibido. Es comprobable con los extractos bancarios y las constancias que están en la causa”, puntualizó.

Respecto de la declaración de Cañumil, quien sería la encargada de recaudar “el diezmo”, dijo que “no deja de ser una persona de confianza que viene acompañándola hace muchos años. Acá nos coloca en otro análisis sobre si es viable nombrar en la función pública a personas de su confianza. Van a ser cosas que vamos a tener que esgrimir en estos 6 meses de investigación”.

Gabalachis expuso por último, que la dificultad que deben afrontar es que durante el plazo de investigación “tenemos que convencer al fiscal y no al juez. A él lo veo en una posición muy firme, muy convencido. No va a ser una tarea fácil”, reconoció.

Compartí