“Todos aspiramos a vivir con normalidad y eso implica la libertad de elegir hasta que hora trabajás”

15/10/2020

“Todos aspiramos a vivir con normalidad y eso implica la libertad de elegir hasta que hora trabajás”

Así opinó Gustavo Morón, dueño del gimnasio Stadium, quien además anunció que el protocolo sigue siendo el mismo y que aspiran a ampliar el horario la semana que viene, y poder cerrar a las 23hs.

El primer paso para los centros de bienestar físico está dado, finalmente tras varias semanas lograron la apertura tan deseada para poder seguir con la lucha, que “es por poder mantener el negocio, los empleados, el modo de subsistencia y el sentido como profesional”, describe Gustavo Morón, quien administra el gimnasio Stadium.

En el caso de los gimnasios, abrieron con el mismo protocolo que el de antes del cierre. “Se determinó que el horario sea hasta las 20hs, el distanciamiento de una persona cada 20 metros cuadrados, entrenar con barbijo, la desinfección cada una hora y la desinfección permanente de cada objeto que se usa antes y después, la declaración jurada, el mantenernos siempre informando ante cualquier novedad a las autoridades. Todo ese protocolo sigue igual y de hecho lo veníamos haciendo y no es una problemática para nosotros”, mencionó Morón.

El gimnasio Stadium abre sus puertas a las 8:30 de la mañana, a pesar de que el decreto permite hacerlo a partir de las 7. “Tampoco es que estamos repletos de clientes, pero gracias a Dios si han pasado unas 10 personas en el transcurso de la mañana y muchas otras han llamado por teléfono así que esperamos que pronto se normalice el servicio”, dijo al respecto.

“La aspiración que tenemos todos es vivir con normalidad y eso implica la libertad de elegir hasta que hora trabajás”

Pasará la primera semana desde una nueva reapertura, y los gimnasios irán por la ampliación del horario. Para Morón, “la aspiración que tenemos todos es vivir con normalidad y eso implica la libertad de elegir hasta que hora trabajás, ojalá de a poco y si la situación va mejorando podamos trabajar hasta las 23 horas como siempre lo hicimos”.

El administrador de uno de los gimnasios que mantuvo varios reclamos durante el cierre, indicó que recibió el subsidio destinado a gimnasios y espacios culturales otorgado por el Municipio, y que ello “vino bien para tener la luz, el gas, el 931 de los empleados. Sirve de mucho, así que estamos agradecidos por ese gesto”, concluyó.

Compartí