“Tenían la medicación escondida en un tupper, lejos de Maradona”

10/02/2021

“Tenían la medicación escondida en un tupper, lejos de Maradona”

Romina Milagros Martínez declaró ante la fiscalía y detalló cómo fueron las horas finales de Diego Maradona antes de su muerte.

Romina Milagros Martínez, más conocida como Monona, declaró en la causa que investiga la muerte de Diego Maradona. La cocinera del Diez detalló la última noche de Maradona y el momento posterior a encontrarlo muerto en la cama, publicó Primicias Ya.

Maite Peñoñori contó este miércoles en “LAM” que “la declaración de Monona a la fiscalía, muy extensa, pero destacamos algunas partes puntuales como el vínculo que tenía con Diego. Sobre el estado de salud de Maradona dice que lo encontraba algunos días depresivo, que no quería salir de la casa, y otros días lo veía bien y quería ver a todos sus hijos”.

“La casa que compartían Diego, ella, un empleado de seguridad de turno por semana, el sobrino de diego, el famoso Jonathan, y enfermeros que iban rotando cada doce horas. Todos concurrían a la casa casi todas las semanas. Maxi comargo, secretario de Diego…”, agregó la angelita.

Nancy Duré aclaró que “Maxi Comargo es el padrino de la hija de Monona. Y cuñado de Morla. Dueño y presidente de la firma que quedó de Maradona”.

Habla también del kinesiólogo, que iba diariamente, la psiquiatra Agustina Cosavchov y el psicólogo”, siguió Peñoñori.

Luego indicó: “El día que murió Maradona dice que estuvieron hablando de cosas cotidianas no de Maradona, pero a las diez deciden despertarlo aunque como justo venían el psicólogo y la psiquiatra decidimos esperarlos a ellos antes de ir a despertarlo. Ellos le iban a llevar la medicación. Le llaman dos veces para darle la medicación, pero como no les contesta pensaron que estaba dormido. Monona dice que les contestan que tienen la impresión de que se estaba haciendo el dormido. Le dijo al sobrino Jonathan que vaya a darle la medicación y va con Maxi, que enseguida vuelve y dice que no reacciona”.

“Entramos todos en la habitación. Encontramos a Diego boca arriba con las extremidades frías. Empezaron a hacerle respiración boca a boca. El psicólogo llama a la ambulancia y se turnaban entre la enfermera y la psiquiatra para hacerle RCP de forma manual. La primera ambulancia llegó y el médico y el enfermero continuaron el RCP y le inyectaron cosas” dijo la cocinera según leyó la panelista.

Compartí
Aparecen en esta nota:
#investigación