Seguirá preso el homicida de Valeria Vivar

16/10/2019

Seguirá preso el homicida de Valeria Vivar

Rubén Héctor Gallardo asesinó a quien era su pareja en enero del 2016, en una vivienda del barrio Pietrobelli. Luego de estrangularla intentó simular un suicidio pero fue comprobado el asesinato, por el cual fue encontrado responsable.

En la mañana de este miércoles se concretó la audiencia de control de la prisión preventiva que cumple Rubén Héctor Gallardo, por  el femicidio de Valeria Vivar ocurrido el 24 de enero de 2.016. La fiscal requirió se mantenga la prisión hasta que la sentencia quede firme. Por su parte la defensa consintió la medida hasta tanto se expida el Superior Tribunal de Justicia.

La fiscal solicitó el mantenimiento de la medida que cumple el condenado Gallardo, ya que han transcurrido los 6 meses desde que se le dictó el mantenimiento por última vez. El pasado 2 de mayo del presente año el tribunal de juicio condenó a Rubén Gallardo a la pena de prisión perpetua por haber sido declarado penalmente responsable del delito de “homicidio doblemente agravado, por el vínculo y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer, mediando violencia de género”.

Dicha sentencia fue confirmada por la Cámara Penal de nuestra ciudad el 24 de septiembre del corriente año.  Asimismo la defensa interpuso impugnación contra esta sentencia, la cual fue rechazada y la causa se encuentra en consulta ante el Superior Tribunal de Justicia provincial.

Por su parte la defensora recordó que presentó impugnación extraordinaria contra la sentencia de Cámara y dicho tribunal rechazó la impugnación.  Finalmente el tribunal resolvió que se mantenga la prisión preventiva de Gallardo hasta que la sentencia adquiera firmeza o dentro de 6 meses, cuando deberá ser revisada de oficio nuevamente, lo que ocurra primero.

El tribunal estuvo integrado por Daniela Arcuri y Raquel Tassello, juezas penales; por el Ministerio Público Fiscal asistió Cecilia Codina, fiscal general, en tanto que la defensa de Gallardo fue ejercida por Viviana Barillari, defensora pública.

Compartí