Se conmemora el 110° aniversario del descubrimiento del Petróleo


El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, presidirá este miércoles en Comodoro Rivadavia el acto central conmemorativo al 110° aniversario del descubrimiento del petróleo y posteriormente visitará Rada Tilly para dejar inaugurado el gimnasio de la Escuela N° 217. La ceremonia central por el Día del Petróleo se concretará a partir de las 10:30 horas en el Centro de Jubilados y Pensionados de YPF ubicado en Km. 3, donde en primer lugar hablará el titular de esa institución, posteriormente el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares para cerrar el gobernador de la Provincia.

Concluido el acto, las autoridades se trasladarán al monumento al General Mosconi y luego al monumento a los caídos ypefianos donde se depositarán ofrendas florales. Seguidamente se dejará inaugurado el monumento al Obrero Petrolero, ubicado en calle Petrolero San Lorenzo y Gregorio Mayo de Km 3.

La historia del Petróleo en Argentina comenzó cuando apareció el primer yacimiento de hidrocarburo en Comodoro Rivadavia el 13 de diciembre de 1907. Quince años después, Hipólito Yrigoyen fundó Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), primera empresa encargada de la extracción y tratamiento del petróleo. El General e Ingeniero Enrique Mosconi estuvo a cargo de aquella empresa estatal, habiéndose nombrado presidente de la petrolera por el presidente de la República Marcelo Torcuato de Alvear. Para el país ha representado uno de los hitos más importantes en el desarrollo económico.

Primer intento fallido

Corría el año 1903 cuando llegó a Comodoro Rivadavia una máquina perforadora enviada por la Dirección de Minas, Geología e Hidrología de la Nación en búsqueda de agua, tras alcanzar estérilmente los 172 metros de profundidad, se dio por vencida al no tener resultados positivos.

En 1906 desembarcó en la ciudad una nueva máquina para reiniciar la búsqueda de agua, un equipo Fauck traído de Alemania por iniciativa de Julio Krause, jefe de la Dirección de Minas de la Nación. Se ubicó la perforadora a unos tres kilómetros al norte del cerro Chenque. previo estudio de los suelos. En marzo de 1907 comenzó a perforar. Entre los trabajadores estaban José Fuchs y Humberto Beghín. Pasaron varios meses de infructuosos intentos. Se llegó a los 500 metros bajo tierra, pero el agua no brotaba. Krause dio orden de pasar el límite de la máquina.

Oro negro

El 12 de diciembre de 1907 comenzó a salir un líquido aceitoso, burbujeante, con olor a kerosene. En la mañana del día 13, el equipo continuaba perforando y al llegar a los 540 metros de profundidad comenzó a surgir una “materia viscosa”. Inmediatamente se comunicó, vía telegráfica, la novedad a Buenos Aires, cambiando así la historia económica, política y social de la Nación.

Entre 1907 y 1930 se construye el modelo operacional de la explotación petrolera estatal, mientras que el ámbito privado opera en la zona desde 1912 con la compañía Astra. Las características de la explotación, por esos años, hicieron que se constituyeran núcleos poblacionales en las cercanías de los lugares de producción, los llamados campamentos petroleros, lo que le dio a la ciudad las características urbanas peculiares que aún hoy perduran. Las empresas de explotación constituyeron estructuras que iban más allá de lo productivo, brindando a sus operarios vivienda, clubes deportivos, proveeduría, parques, cines, comedores, escuelas, hospitales y transporte a los lugares de trabajo.

La presencia de inmigrantes de muy diferentes procedencias junto con grupos de residentes de otras provincias y nativos del lugar han ido conformado la población de la ciudad. La ciudad evolucionó en torno a su explotación y aunque hoy las nuevas reglas de mercado y la diversificación económica le impriman otras características, su nombre es por lo general asociado a la actividad hidrocarburífera. Comodoro Rivadavia goza de la distinción como “Capital Nacional del Petróleo”, distinción que el Congreso de la Nación y la nación en sí le otorgó por su papel preponderante en el hallazgo del petróleo por primera vez en la Argentina.

Compartí