River y Boca son candidatos a ganar la Copa

01/10/2020

River y Boca son candidatos a ganar la Copa

Pese a la larga inactividad, los dos clubes argentinos son vistos por muchos como dos grandes favoritos en esta Libertadores. Cinco motivos para colocarlos en ese lugar.

Disputadas casi cinco fechas (se completa este jueves) de la fase de grupos de la Copa Libertadores, el camino hacia la gran final en el estadio Maracaná a fines de enero todavía es largo y complicado. Sin embargo, con algunos equipos ya clasificados y otros eliminados para la siguiente ronda de los octavos de final, existe una sensación generalizada de que River y Boca vuelven a ser candidatos a levantar la Copa. Y suena lógico. Como ocurrió en las últimas ediciones, los dos equipos argentinos sacan chapa pese a que la inactividad por la pandemia parecía que iba a jugarles en contra ante rivales con mayor rodaje. Acá, Olé desmenuza cinco motivos por los que los equipos de Marcelo Gallardo y Miguel Angel Russo tienen la etiqueta de favoritos: Recibí las noticias de Boca Suscribite

1) Antecedentes

En las últimas cinco Libertadores, al menos uno de los dos llegó mínimamente a las semifinales. Eso habla de un proceso, algo mucho más visible en River porque no cambió de entrenador (Gallardo) a diferencia de Boca que tuvo cuatro técnicos diferentes (Arruabarrena, Guillermo, Alfaro y Russo). También demuestra lo competitivo que han sido ambos clubes en este certamen. Ese arribo casi constante a instancias decisivas les da un respeto a nivel continental, más allá de la historia de los dos, que se nota en los distintos compromisos que deben afrontar. El único que puede competirles en cuanto a estar a esa altura en los últimos torneos es Gremio, que fue campeón en el 2017 y semifinalista en el 2018 y 2019. Mirá cómo les fue en la Copa desde el 2015 para acá:

2015: River campeón y Boca eliminado en cuartos de final.

2016: Boca semifinalista y River eliminado en octavos de final.

2017: River semifinalista y Boca no participó.

2018: River campeón y Boca subcampeón.

2019: River subcampeón y Boca semifinalista.

2) Nivel actual

Los casi seis meses sin competir de manera oficial, con entrenamientos anormales debido a los testeos permanentes y a los casos positivos que retrasaron la puesta a punto (sobre todo en Boca) no se notaron a la hora de jugar por los puntos en esta Copa. Tanto River como Boca estuvieron a la altura, pese a las dudas previas, e incluso mostraron un rendimiento colectivo superior a las expectativas. Los números son elocuentes: post cuarentena ambos disputaron tres encuentros con dos triunfos y un empate cada uno. Esa buena performance ya les aseguró el pase a los octavos de final una fecha antes de que finalice la primera fase. Mirá también

3) Los rivales

Si bien históricamente los equipos brasileños siempre llegan a la zona de definición, en lo que va de esta Copa no apareció todavía ningún cuco. Flamengo, el último campeón y quizás el equipo con mayor jerarquía del continente, lidera su grupo y ya está clasificado a la siguiente ronda pero aún no demostró un nivel de juego capaz de infundir temor. Palmeiras, Gremio e Inter asoman como rivales duros, lo mismo que Liga de Quito, Independiente del Valle y Racing, aunque su entrenador Sebastián Beccacece no ubique a su equipo como favorito. Todos respetables, claro, pero no se avizora “el” rival a vencer.

4) La experiencia

River, con Gallardo a la cabeza seguido de varios integrantes de este plantel, ya sabe lo que es ganar la Libertadores. Y dos veces. El manejo de los tiempos y el hecho de tener rodaje en los duelos de ida y vuelta es un plus a la hora de evaluar la candidatura de un equipo. Boca también sabe lo que es llegar lejos en la Copa. Y tiene a su entrenador, Russo, y a su jugador símbolo, Tevez, que ya la ganaron y buscan repetir, sumado a la sed de revancha de varios integrantes del plantel de aquella final en Madrid y semi del año pasado ante el eterno rival.

5) Las individualidades

El buen funcionamiento colectivo de River y Boca se nutre de un alto nivel individual en algunos casos sumado a la jerarquía grupal que poseen ambos. En el caso del Millonario, Gallardo le ha dado una identidad y estilo de juego definido al equipo. Se nota convicción para ejecutar el plan de juego y muñeca del DT, que acertó con la titularidad de Julián Alvarez, quizás el valor más destacado del River actual, autor de cuatro goles en tres partidos. Por el lado de Boca, la solidez defensiva característica de este equipo combina con su efectividad ofensiva (salvo en el último partido con Libertad) además del plus que es contar con un futbolista tan determinante como Eduardo Salvio.

Fuente: ole.com

Compartí