Probation para los empresarios: una pena simbólica o recuperar algo y que vuelva la sociedad

21/01/2019

Probation para los empresarios: una pena simbólica o recuperar algo y que vuelva la sociedad

Los fiscales Héctor Iturrioz y Marcos Nápoli y las razones de la decisión de aplicar esa figura legal. Las respuestas al sector político y la incomprensión de la sociedad. La mayor responsabilidad de los funcionarios públicos involucrados en la causa.

Los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz están convencidos en la aplicación de la probation para algunos empresarios involucrados en la causa “Revelación”.  Los fiscales, que trabajan con el mínimo de recurso humano disponible, insistieron en defender su postura legal en disidencia con críticas de algunos diputados provinciales respecto a estas medidas. Ratificaron las mismas bajo el precepto de respeto de la Ley y la aplicación del Código Procesal del Chubut que guía el trabajo que realizan. “Lo hicimos ante la alternativa de tener que darles una pena simbólica o recuperar algo y que vuelva a la sociedad”.

Respecto a la probation, Nápoli dijo que “durante un año y medio (los beneficiados) van a estar controlados exhaustivamente en cuanto al cumplimiento exacto de las pautas de conducta que se les ha impuesto. Mal se puede decir no tienen nada que ver con el proceso. De incumplir algunas de estas pauta (por ejemplo y la principal) la comisión de un nuevo hecho delictual no solo que se le abrirá de nuevo el proceso sino que la condena que se puede obtener será de cumplimiento efectivo”.

Consideró que hay muchas cuestiones técnicas que se nos hacen difícil de explicar porque no somos comunicadores sociales y es a veces frustrante no poder trasladarle al ciudadano de qué se trata. Lo cierto es que requerimos que confíen en nosotros, que renovamos día a día el compromiso con el proceso y vamos a tratar de llegar por todos los medios al juicio oral para los mayores responsables de este perjuicio que son los funcionarios públicos. Ellos tienen la obligación de  cuidar los bienes del estado y en cambio han hecho un despilfarro no solo delictual sino también en el engrandecimiento de su patrimonio. Es a ellos a quien vamos a dirigirnos con la mayor fortaleza y estamos orientados  a hacerlo”

Por su parte Iturrioz criticó al diputado provincial de Cambiemos Eduardo Conde quien cuestionó la decisión de aplicar una suspensión de juicio a prueba a cuatro de los empresarios imputados por cohecho activo y coimas.Dijo que “Conde hace política. Me llama la atención que diga algo así un legislador que aprobó hasta la ley del 2 por 1 en delitos de lesa humanidad porque dijo que había que respetar el imperio de la ley. Y acá que respetamos el imperio de la ley y está en desacuerdo. Es una inconsistencia terrible. Si  Conde no conoce la ley que dicta su propio cuerpo, estamos en problemas”, remarcó.

Agregó que en la causa “hay mucha prueba dura, objetiva” y sobre si con la misma no se podía avanzar y condenarlos aunque las penas no fueran de prisión efectiva manifestó: “Se podía pero era una decisión que había que tomar: o recuperar algo para la sociedad o una pena simbólica”.

El fiscal comentó además que “en el sistema acusatorio uno de los principios es la teoría del conflicto y la reparación y precisó que lo que se repara acá es “el daño que causó cada uno”. Respecto al aparato del Ministerio Público, dijo que “lo poco que tiene nos lo ha dado, pero tenemos recursos escasos: Trabajamos con una contadora, con un funcionario de fiscalía, una administrativa y tres policías compartidos”.

“Es una megacausa cuyo tamaño nunca se vio”, explicó y consultado sobre si las querellas aportaron algún tipo de prueba dijo que “no, absolutamente nada. Por eso la crítica nos indigna. Acá los únicos que vamos a recibir sanción son el doctor Nápoli y yo porque nos denunciaron. No somos buenos para la parte política”.

“Nos criticaron por la morigeración a (el exsecretario del entonces gobernador Mario Das Neves) Gonzalo Carpintero pero dijimos que cuando no haya riesgo procesal tenemos que ceder en la medida de coerción porque sería inconstitucional y abusaríamos de nuestra función. Ahí iríamos de nuevo al Consejo de la Magistratura”.

“No cambiamos nuestra hipótesis de trabajo en ningún momento. Siempre dijimos que Carpintero era la pata política de la sociedad criminal y sin la política nada de esto hubiera sido posible”, finalizó.

En los próximos meses los fiscales Iturrioz y Nápoli estarán en condiciones de tener concluida la acusación que será la base del juicio oral y público que se cree podría realizarse sobre fines de este año o principio del próximo.

 

Compartí