¿Por qué el oficialismo necesitó a Scioli para el debate?

27/02/2020

¿Por qué el oficialismo necesitó a Scioli para el debate?

Daniel Scioli pasó por el Instituto Médico Fitz Roy de Villa Crespo para hacerse los últimos exámenes médicos que necesita tener antes de irse como embajador de Brasil. Una especie de preocupacional VIP: radiografía de tórax, electrocardiograma y examen clínico general. Sin embargo fue primordial para el debate generado en torno a las jubilaciones de los jueces de la Nación.

Va a empezar a ejercer su rol de embajador el 3 de marzo y tiene pensado presentar su renuncia como diputado el 2, un día antes. Eso nunca estuvo en duda.

Scioli fue de los primeros en llegar a Diputados, como lo hizo en todas las otras sesiones desde el 10 de diciembre. Solo que esta vez su presencia fue fundamental para que el oficialismo lograra el quorum.

“Hasta que la Cámara me acepte la renuncia, sigo trabajando”, explicó Scioli. “Pero entonces, si el 3 de marzo no hay sesión él va a ser embajador y diputado a la vez…”, retrucó la oposición.

Ahí puede aparecer un agujero legal. Pero a la vez, eso le da argumentos a Scioli. “Hoy todavía no soy embajador. ¿Entonces hoy no soy nada?”, se pregunta.

Según dice Scioli a quienes le consultan no esperaba esta situación. Para él era una sesión más. De hecho, asegura que finalmente se iba a conseguir el quorum sin él.

El oficialismo sabía que tendría dificultades por el quorum. Faltaba asumir una diputada (que entró en reemplazo de otros que se fueron al gabinete), había tres propios que no estarían (uno internado, dos con problemas personales) y no contaban con la colaboración del interbloque federal: ese esquema que incluye a los que jugaron con Lavagna en la última elección más los peronistas cordobeses. Solo los 4 de Schiaretti apoyarían. Necesidades políticas y económicas.

El presidente del interbloque Eduardo “Bali” Bucca anticipó que -salvo los cordobeses- el resto no iban a dar quórum. Algunos de sus diputados lo hablaron con Roberto Lavagna, quien se mostró a favor de esa postura. Están de acuerdo con el proyecto pero creen que hace falta más tiempo para terminar de discutirlo.

Además se sintieron marginados en la discusión. No les dieron lugares en la comisión de previsión social, aduciendo un tema de proporcionalidad. Hasta último momento hubo negociaciones: Bucca se reunió con Massa y Máximo en la mañana del miércoles. Pero no alcanzó.

El oficialismo además contó con el apoyo de la izquierda para empezar el debate. Pero igual llegó justo. De hecho, el lavagnista Alejandro “Topo” Rodrígez terminó votando la ley, pese a no aportar quórum para iniciar la sesión.

La oposición aprovechó la situación de Scioli para impugnar el debate e irse. Parte del show parlamentario.

Lo cierto es que hasta que presente su renuncia Scioli es Diputado. La ley será legal. Aunque esta situación deja a Diputados una nueva grieta que puede dificultar las relaciones entre oficialismo y oposición a futuro.

“Así empezó el kirchnerismo en su momento, tensando la cuerda. Y así construyó a Macri. Espero que esta vez no les pase lo mismo”, dijo un diputado peronista que todavía no entiende por qué el gobierno se apuró tanto en sacar esta ley que tiene un fuerte daño colateral: hay temor a que haya renuncias masivas en el Poder Judicial que compliquen el funcionamiento de la Justicia. Sobre esto, hubo reuniones en la Casa Rosada en las últimas horas para intentar solucionar el problema.

Compartí