Por qué algunos desinfectantes a base de alcohol no eliminan el coronavirus

04/08/2020

Por qué algunos desinfectantes a base de alcohol no eliminan el coronavirus

Los productos con un porcentaje muy alto o muy bajo de alcohol son inútiles. Cuál es la fórmula más efectiva y por qué se genera una mayor penetrabilidad al mezclarlo con agua.

Los coronavirus son virus envueltos, lo que significa que son uno de los tipos de virus más fáciles de matar con el producto desinfectante adecuado. Los consumidores que usan estos desinfectantes en un virus emergente envuelto deben seguir las instrucciones de uso en la etiqueta del producto, prestando especial atención al tiempo de contacto del producto en la superficie tratada (es decir, cuánto tiempo debe permanecer el desinfectante en la superficie), consigna Infobae.

“Usar el desinfectante correcto es una parte importante para prevenir y reducir la propagación de enfermedades junto con otros aspectos críticos como el lavado de manos”, explicó el administrador de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, su sigla en inglés) de los Estados Unidos, Andrew Wheeler.

El alcohol líquido de la farmacia tiene una concentración de casi el 100%; sin embargo, para estos casos es mayor el potencial de penetración del alcohol al 70%. Esto sucede porque los alcoholes tienen la propiedad de que el agua los ayuda a una mayor penetrabilidad.

“Cuando hablamos de alcohol hablamos de una gran clasificación química que abarca un montón de diferentes tipos. Por ‘alcohol para desinfectar’ nos referimos al etanol, el alcohol de farmacia, el que está en las bebidas alcohólicas y es un compuesto químico que justamente tiene este principio activo de desinfectar”, advirtió en diálogo con Infobae el ingeniero Martín Piña, director de la carrera de Ingeniería en Alimentos de Fundación UADE.

El alcohol al 70% es un efectivo bactericida, fungicida y viricida, por lo que se aconseja su uso sobre superficies tales como envases, bolsas, mesadas, canillas o cualquier superficie que haya estado en contacto con las manos. Cuenta con la ventaja de evaporarse rápidamente sin dejar residuos sobre las superficies tratadas y sin necesidad de enjuague posterior.

Compartí