Petroleros patagónicos perdieron 6.377 puestos de trabajo en 3 años

11/09/2019

Petroleros patagónicos perdieron 6.377 puestos de trabajo en 3 años

La combinación de la crisis petrolera de 2015 y las políticas macristas recesivas se conjugaron para provocar la pérdida de 6.377 empleos petroleros en la Patagonia, un 13% menos en tres años. Santa Cruz y Chubut se llevaron la peor parte con 5.556 puestos de trabajo destruidos en cuatro años. Ni el impulso de Vaca Muerta en Neuquén consiguió revertir la tendencia.

Según publica El Extremo Sur de la Patagonia, los trabajadores petroleros patagónicos han sido duramente golpeados por la recesión del macrismo y por los coletazos que marcharon en paralelo desde la crisis internacional desatada en 2015 por la baja del precio del barril. Ambos factores hicieron que en toda la región sureña se destruyeran 6.377 puestos de trabajo en el sector petrolero.

El Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, reveló que en el cuarto trimestre del 2018 la cantidad de obreros petroleros patagónicos era de 42.608 y en el mismo trimestre del 2015 los puestos de trabajo en la región habían sido 48.985. Ese retroceso del empleo se tradujo en una caída del 13% en solamente tres años.

Cabe destacar que en todo el país, el empleo petrolero retrocedió de los 66.028 trabajadores en el cuarto trimestre de 2015 a los 62.007 del mismo período del año pasado, lo que significó una caída de 4.021 puestos de trabajo y un retroceso del 6,1% a nivel nacional.

Ni con Vaca Muerta…
El dato más curioso que surge es que a pesar del fuerte impulso productivo de Vaca Muerta en Neuquén, los puestos de trabajo petroleros igual perdieron obreros, tanto a nivel nacional como en la región patagónica; incluso en Neuquén las estadísticas muestran 131 empleos menos a lo largo de los tres años analizados. A finales de 2015 había 20.838 petroleros en Neuquén y al cierre del año pasado se contabilizaron 20.707 obreros.

Las peores consecuencias de ambos procesos de crisis las padecieron los obreros petroleros de Chubut y Santa Cruz, especialmente los que trabajan en los yacimientos de la Cuenca del Golfo San Jorge. En ambas provincias se destruyeron en tres años un total de 5.556 puestos de trabajo del sector.

El mayor impacto se produjo entre los petroleros de Santa Cruz, que perdieron 3.433 empleos desde finales del 2015, registrando una caída del 33%; Hace tres años había 10.405 petroleros y se bajó a 6.972 a finales del año pasado.

Los efectos de la crisis en Chubut destruyeron 2.123 empleos petroleros en tres años, mostrando una retracción del 15%. En el cuarto trimestre del 2015 había en los yacimientos chubutenses 14.191 obreros y a finales del 2018 dicha cantidad decreció a 12.068 trabajadores.

Aunque tiene impactos del efecto Vaca Muerta, la pérdida de empleo petrolero fue de 458 puestos de trabajo y significó un retroceso del 18,2%; pasando de 2.523 trabajadores en el final del 2015 a los 2.065 de finales del año pasado.

Los yacimientos de la provincia de Tierra del Fuego localizados en la Cuenca Austral tampoco lograron escapar al retroceso del empleo. En tres años se perdieron 232 puestos de trabajo que significaron una caída del 22,6%; pasando de 1.028 a 796 obreros petroleros a finales del 2018.

Compartí