“Oso” Herrera es el radical “más PRO”, Cimadevilla el “menos”

10/07/2018

“Oso” Herrera es el radical “más PRO”, Cimadevilla el “menos”

La interna radical se resuelve en elecciones en noviembre, pero todavía falta definir qué rumbo tomará el partido mirando ya al turno electoral 2019.

En la tradicional columna política de El Chubut, “De puño y Letra”, se remarca que la UCR estuvo ausente en el conflicto más feroz de la provincia: el de los trabajadores estatales, con el Ministerio de Educación y otros organismos tomados y el diálogo entrecortado entre gremios y gobierno. A esto, se suma que el diputado nacional Gustavo Menna “cuida” su imagen (es el más potable para una candidatura a la gobernación) no metiéndose en temas complicados, pese a que la economía sólo muestra signos de recesión.

“Puede que el silencio partidario que incomoda a algunos radicales tenga explicación política. César Herrera es presidente del partido y va por su reelección”, indica el diario valletano sobre “Oso” Herrera, el comodorense que preside el partido. “Cuenta con el apoyo de los comités del sur de la provincia, parte de la comarca andina a través de la diputada Jacqueline Caminoa, y algunos apoyos más por el interior, más el auxilio de Emiliano Alvarez Raso, el director de asuntos políticos de la Secretaría General de la Presidencia”.

Las elecciones radicales son en noviembre, con el mes de octubre siendo el límite para cerrar las listas. “Herrera es el más ‘PRO’ de los candidatos, pero ‘no pasa’ en el Valle, donde los postulantes a presidir el partido son dos: Mario Cimadevilla, y Carlos Lorenzo. No necesitan de presentaciones adicionales”, agrega la columna.

“Para la UCR significará pelear contra un peronismo fortalecido, con los intendentes Carlos Linares, Adrián Maderna, Ricardo Sastre, aunque los tres representen cosas distintas. Linares ‘es’ Cristina, y Sastre y Maderna no lo son, ni lo serán. El peronismo vuelve a ser competitivo de la mano de la caída de Macri, que no acierta en la economía”, analiza.

“Una reducción podría indicar que César Herrera es el radical más PRO -califica la columna de El Chubut-, Cimadevilla el ‘menos’ PRO, y Carlos Lorenzo camina por el medio. En el gobierno nacional, y en la UCR, ya han advertido el paso ‘opositor’ de Cimadevilla, quien apareció hasta en C5N haciendo ‘dulce de leche’ con el ministro de Justicia Germán Garavano y con el presidente de Boca, Daniel Angelici. Cimadevilla fue el secretario de la Unidad de apoyo de la Investigación a la Amia, y se fue denunciando a Garavano. Como esa denuncia fue de momento desestimada, el ‘gallego’ hizo de las suyas. Más allá de este hecho puntual, Cimadevilla recorre los comités del interior con un tono muy opositor a Macri, aunque no tanto de Cambiemos”.

“En realidad, tanto Menna, como Lorenzo, Cimadevilla o Herrera saben que la economía va mal y que ello potencia y agrega pólvora a los problemas de la provincia. La diferencia es cómo se paran frente a ello. Cimadevilla usa dinamita. Lorenzo, intenta defender el proyecto político de Cambiemos, pero pide protagonismo. En la FECh lo consiguió. La organización empresarial casi no tenía voz pública hasta que Lorenzo, que fue candidato a gobernador en 2015 por la UCR, la consiguió. Lorenzo cuenta con el apoyo de Pagliaroni, y de delegados ‘en todas partes’, dicen en el sector”, agrega.

Compartí