Navarro: “Les importa tres carajos el proyecto nacional”

02/09/2013

Navarro: “Les importa tres carajos el proyecto nacional”

La concejal del FpV y por ahora candidata en segundo término a la diputación nacional por esa fuerza política para las elecciones del próximo 27 de octubre, podría bajarse de esa opción merced a profundos desacuerdos con el manejo de campaña por parte de Norberto Yauhar y, además, expresó que existe un alejamiento con el intendente Néstor Di Pierro.

Además la edil kirchnerista adelantó que podría bajar su candidatura esta misma semana, si no se le muestra el “respeto” que demandó para su figura  y disparó sobre su compañero de fórmula que ella hace campaña, “en un vehículo que apenas funciona, mientras otros andan en aviones de Ocean Pacific. El es ministro de la Nación, yo no”.

Ante los rumores que ganaron la calle por una supuesta salida suya de la fórmula del Frente para la Victoria chubutense de cara a las Legislativas, Viviana Navarro dejó entrever que eso es muy posible al señalar que “no quiero interpreten que no quiero esta candidatura después del 11 de agosto. Antes no estaba cómoda y ahora menos”, enfatizó.

Y pidió una autocrítica generalizada desde todos los sectores al tiempo que fustigó a Rossana Artero, intendente de Rawson, de quien dijo que se despegó rápidamente de la conducción de la campaña ni bien se supieron los resultados de las PASO, diciendo que no participó. “Nos fue como nos fue. Todo el mundo se quiere sacar el sayo de encima. Y todos somos responsables”, aseguró.

En diálogo con El Comodorense Radio por FM La Petrolera 89.3 MHz, Navarro dijo que “acá todos se miraron el ombligo todo el tiempo, por creer que tenían la vaca echada, pero se les escapó”, pidiendo un sinceramiento de los dirigentes que “pensaron más en 2015 que en 2013”, reclamando más paciencia en tal sentido.

En otro orden, se sintió menospreciada y maltratada en varios términos, especialmente vinculados a las cuestiones de género: “que aprendan que soy mujer y tengo otros tiempos. Que no nos tiren al pasto y hagan reuniones a escondidas, que nos inviten”, reclamó

Sobre su llegada a esta postulación, adujo que aceptó “por ese compromiso que tengo con el proyecto nacional y popular, haciendo el sacrificio que tenga que hacer”, pero que luego de lo sucedido “el único que se ha preocupado por mí, es el Gobernador, Martin Buzzi”.

Viviana Navarro remarcó que con Néstor Di Pierro hace mucho que no habla y que ella lo ha apoyado pero al parecer no sucedió a la recírpoca. “Tampoco me interesa hacerlo. Ni con él, ni con Yauhar ni nadie”.

¿Escaramuza armada?

La edil se refirió asimismo al problema suscitado en la sede de la agrupación Comodoro De Pie que lidera la secretaria de Desarrollo Humano de esta ciudad, Ana Llanos. “Me dijeron que fue armado por la conductora de ese sector, ese es un Conventillo”, afirmó.

Y agregó que no espera nada de esa cartera municipal, porque “cuando necesito algo, se lo pido a la gente de ya sea Claudio Mosqueira o Rosa González, porque acá a mí y a varios no nos atienen el teléfono”, y que por eso “nos va a ir como nos fue el 11A si no hay una reflexión profunda, donde creían que era un trámite y ya pensaban en el 2015”.

“Lo ideal sería que haya un sinceramiento y caminar abroquelados, con la militancia, la base y dejar de mirar por arriba del hombro a los demás. Acá no hay torpes, lo que hacen es llevar cada uno agua para su molino y les importa tres carajos el proyecto nacional en su conjunto”, sentenció.

Navarro ironizó diciendo que “ojalá pudiera hablar con Yauhar para decirle todo lo que tengo atragantado, pero tampoco lo voy a esperar en el aeropuerto porque no me va a contestar”, y manifestó que “es mentira que todos conducen, son todos caciques y nadie baja una orden cuando el FpV es un proyecto colectivo, no personal”.

Finalmente, lamentó que hasta el mismo Pablo Das Neves le mandó un mensaje para ver como estaba, solidarizándose, cuando desde su propia facción política no salía nada. “Acá no se dieron cuenta que soy una mujer”, expresó para cerrar insistiendo con que “nadie conduce, ni quiere ser conducido”.

Compartí