Murió durante 37 segundos y asegura que vio todo lo que pasó en el quirófano

25/01/2021

Murió durante 37 segundos y asegura que vio todo lo que pasó en el quirófano

El miedo a la muerte es un tema recurrente en el ser humano y el caso de esta mujer que murió y volvió tras 37 segundos muerta es un ejemplo de ello.

El número de personas que consiguieron “burlar” a la muerte y volver a la vida es muy reducido, pero Netflix recopiló estas historias en el nuevo documental: “Sobreviviendo a la muerte”, y las más impactante es la de una mujer que murió por 37 segundos y vio espíritus.

La experiencia que sufrió Stephanie Arnold en el parto de su segundo hijo le provocó morir durante 37 segundos y volver a la vida pero con una historia muy particular sobre lo que vio y sintió durante esos escasos pero largos segundos.

“Era muy difícil tratar de contar este presentimiento cuando no tenía algo tangible que mostrar”, relató Stephanie en el documental, y confesó que “Tenía la intensa sensación de que algo malo iba a suceder“, momentos previos a entra al quirófano.

En 2013, tras dar a luz a su segundo hijo llamado Jacob, la madre de 35 años tuvo un paro cardiaco en el cual su corazón dejó de latir y por ende estuvo oficialmente muerta por el lapso de 37 segundos.

De forma irónica pero contundente dijo: “Me llevaron en silla de ruedas a la habitación para dar vida a Jacob y me quitaron la mía“, pero aclara que los médicos y enfermeras hicieron todo lo posible para ayudarla.

Las confesiones de la madre erizan la piel y ella lo catalogó como una “película en 3D”, porque “pude ver mi cuerpo desde el exterior”. “Mi punto de vista estaba por encima de mi cuerpo y podía ver todo lo que pasaba en el quirófano“, aseguró.

Explicó que “En esta otra dimensión, las relaciones espaciales se rompen”, y asegura que “No hay techo ni paredes. Todo se mueve en muchas direcciones diferentes”.

Pero sin dudas lo que más recuerda es a las personas que vio durante esos momentos: “Vi espíritus por todas partes: mi abuela, que había fallecido cuando tenía 10 años, también el hermano de mi madre“.

Las secuelas del incidente le produjeron un coma que duró 6 días y la necesidad de volver a aprender a caminar y hablar, pero tras un largo periodo de rehabilitación su vida volvió a la normalidad.

Fuente: 20 minutos

Compartí