Más del 86% de los internados por COVID-19 en Argentina no habían sido vacunados al momento de entrar a terapia intensiva

31/05/2021

Más del 86% de los internados por COVID-19 en Argentina no habían sido vacunados al momento de entrar a terapia intensiva

El dato surge del último informe de la Asociación Argentina de Terapia Intensiva, que también advirtió que un 8% de los pacientes con ventilación mecánica están internados en una sala común por falta de camas.

Según publica Infobae, “hay un 8% de pacientes con ventilación mecánica asistida en salas comunes”, esa es una de las alarmantes conclusiones a las que llegó la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) en el último informe realizado el 28 de mayo y habla de la gravedad por la que atraviesa el sistema de salud del país, tanto público como privado.

Esa situación es una medida de la saturación en la capacidad de camas en las unidades de cuidados intensivos que pasó del 90% del informe anterior (14 de mayo) al 92% actual, siempre teniendo en cuenta pacientes con coronavirus y el resto de las patologías. A un ritmo muy similar se incrementó la cantidad de pacientes con COVID-19 positivo. Del 53% paso al 58%.

“El 58% de las jurisdicciones tienen una ocupación de camas mayor del 90%. Mayor del 95% están Chubut, Córdoba, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán”

El reciente trabajo marca que el 74% de ellos requirió ventilación mecánica -en los cuadros están identificados con la abreviatura ARM- y el 7% cánulas de alto flujo (se las denomina CAFO). Catorce días antes, el 72% había requerido ventilación mecánica.

Los especialistas remarcan un punto que de aquí en más será muy importante seguir: de todos los pacientes internados en las UTI, el 86,2% no estaban vacunados. En contrapartida, el 12,3% de los pacientes en UTI con COVID-19 fueron vacunados con una dosis al menos 15 días antes de la internación, y un 1,5% con dos dosis.

Por analogías, el informe demuestra que si se vacunara a un mayor ritmo, la cantidad de enfermos graves por COVID-19 bajaría de manera sostensible, tal como lo vienen advirtiendo los infectólogos .

Compartí