La traición oculta de Marcial Paz

10/06/2019

La traición oculta de Marcial Paz

En la semana previa a las elecciones, negoció irse al Frente Patriótico y empezar a trabajar en una campaña para la intendencia. Pero para cerrar el “pacto” tenía que hacer una grave operación de prensa.

El jefe de gabinete de Mariano Arcioni estuvo a punto de jugar en contra de Chubut al Frente a una semana de las elecciones para la gobernación. Marcial Paz, hombre clave para las negociaciones salariales con los gremios y conflictos varios, negoció dar el salto con el Frente Patriótico Chubutense.

La jugada, según conoció El Comodorense – Portal de Noticias, no implicaba una salida elegante de Paz del gobierno y su alejamiento, sino que previamente anunciaría o filtraría la posibilidad de despidos masivos en la administración pública provincial.

Paz informaría la reducción de 5000 empleados públicos. La planta es de alrededor de 45 mil empleados provinciales que el gobierno de Arcioni sostiene y que ha realizado esfuerzos, según comentó en varias entrevistas, para evitar cualquier forma de ajuste.

El rumor de un ajuste de esa magnitud pretendía contribuir a bajar los votos de Arcioni y darle aire a la candidatura de Carlos Linares del Frente Patriótico. Así lo conversó el actual jefe de gabinete con un círculo de operadores del partido que lidera el intendente de Comodoro Rivadavia.

Sin embargo, la jugada no era gratis. Marcial Paz hace tiempo quiere ser candidato a intendente de Comodoro Rivadavia. Si se sumaba a las filas del Frente Patriótico y denunciaba los despidos masivos, el pacto era que Paz sea el candidato oficial de la alianza entre el PJ y Camioneros.

Compartí