Magistrados rechazaron la medida del tope de salario a estatales y la calificaron de “unilateral y demagógica”

04/07/2020

Magistrados rechazaron la medida del tope de salario a estatales y la calificaron de “unilateral y demagógica”

Arcioni anticipó este viernes que proyecta el tope salarial para empleados estatales de Chubut tomando como referencia “el sueldo de 200 mil pesos del gobernador”. La Asociación de Magistrados rechazó las manifestaciones del mandatario y aseguró que la remuneración que percibe “el funcionariado judicial se corresponde con la función esencial que cumplen”.

La Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de Chubut expresó este viernes su rechazo a las declaraciones del gobernador Mariano Arcioni respecto de un proyecto de Ley de Tope Salarial para los agentes públicos provinciales. Según anunció esta mañana el mandatario desde Rawson, la iniciativa establecería como límite máximo el equivalente al sueldo del titular del ejecutivo provincial. “Nadie puede ganar más que el Gobernador”, señaló, según lo recuperado por ADNSur.

En un comunicado difundido esta noche, la Asociación calificó a la medida como “unilateral y demagógica”. E indicó que se trata de un proyecto “carente de impacto relevante en las cuentas públicas en tanto representaría un recorte ínfimo en la masa salarial del Estado”.

En cuanto a los magistrados y funcionarios judiciales, sostienen que el tope salarial “además de confiscatorio, atentaría contra las garantías de intangibilidad y de igualdad”.

Aseguran en el texto que la remuneración de “la magistratura y del funcionariado judicial se corresponde con la función esencial que cumplen, las responsabilidades que implican sus cargos y la total restricción legal, a diferencia de otros funcionarios públicos, de sumar cualquier tipo de actividad rentable, con la única excepción de la docencia universitaria”.

Finalmente, exhortan al Poder Ejecutivo Provincial “a que promueva un diálogo político sensato, convocando a los demás Poderes del Estado y a los sectores gremiales –activos y pasivos-, económicos y sociales involucrados, a fin de diseñar de manera conjunta un plan para superar la actual situación de emergencia. Sólo acciones consensuadas, que puedan incluir compromisos solidarios, serán capaces de garantizar la paz social en este contexto económico cada día más deteriorado y complejo”.

Compartí