Los talleres “Mil Mundos” se propondrán fomentar la imaginación de los chicos en la Feria del Libro

21/07/2018

Los talleres “Mil Mundos” se propondrán fomentar la imaginación de los chicos en la Feria del Libro

El proyecto contará con una lámina especial diseñada por el ilustrador comodorense Emiliano Gunckel en el marco de la Feria del Libro.

Carolina Schavelzon brindará una serie de talleres en el marco de la Feria del Libro 2018 de Comodoro Rivadavia denominados “Mil Mundos”, que se basa en trabajar con láminas gigantes para incentivar la imaginación de los más pequeños a través del trabajo en grupo. La iniciativa ayuda a que los chicos puedan relacionarse perdiendo la timidez.

Este proyecto de Schavelzon ha recorrido diferentes localidades del país y estará presente en la Feria del Libro de Comodoro Rivadavia, informó la Secretaría de Cultura del municipio.

A partir del jueves 9 hasta el domingo 12 de agosto, Schavelzon estará brindando los talleres en el Centro de Información Pública (CIP). “Todas las láminas están hechas para pintar en grupo. Todas tienen historias. Son como temas abiertos que generan situaciones de juegos”, explicó Schavelzon.

Las láminas cuentan con ilustraciones de diferentes diseñadores contando con una gran cantidad de detalles que atrae a grandes y pequeños. Su material es tan resistente a tal punto que puede ser intervenido con lápices, crayones, marcadores y pinturas húmedas. Sus características artísticas han permitido ser utilizado en centros de adultos mayores para trabajar la motricidad fina y armar actividades comunitarias.

Sin embargo, la participación de Schavelzon en la Feria del Libro contará con el acompañamiento de un artista comodorense. “Voy a llevar una lámina de Comodoro que ilustró Emiliano Gunckel. La llamamos mural porque mide 118 centímetros de largo por 41 centímetros de ancho. La idea es que los chicos trabajen con los lugares preferidos de su ciudad que puede ser su casa, su escuela o la plaza. Lo que queremos es los más chicos pinten y los más grandes dibujen”, sostuvo.

“Lo que buscamos en pequeña escala es que tengan un acercamiento más poético a distintas cosas de la vida. No tenemos un objetivo pedagógico concreto. Nosotros creemos que los valores se transmiten y no que no se enseñan. Los chicos a través del juego se relacionan con el mundo por lo que proponemos un juego abierto acercandole la magia de la literatura y la plástica”, describió.

“Empiezan a pasar cosas interesantes entonces la idea es ofrecerles más materiales para que esas cosas sigan pasando. Sobretodo observo la interacción que se da entre los más pequeños. Chicos que son muy tímidos empiezan a relacionarse o a perder esa timidez. Hay casos en que hermanos que se pelean o que no suelen compartir comienzan a trabajar juntos a partir de las láminas. Es como una puerta que se le brinda a los chicos para que puedan desenvolverse libremente”, subrayó.

En este sentido, la creadora de “Mil Mundos” consideró que en su visita a Comodoro Rivadavia se van a utilizar “láminas gigantes” en busca de crear un espacio único durante la fiesta de la palabra más grande del interior del país.

Compartí