Los extranjeros llegan a Argentina, pero los locales no pueden salir

11/09/2018

Los extranjeros llegan a Argentina, pero los locales no pueden salir

Impulsado por la devaluación del peso frente al dólar, el arribo de turistas extranjeros a la Argentina por vía aérea registró en julio una suba del 6,9%, en comparación con igual mes de 2017, mientras que la salida de argentinos al exterior cayó un 4,6% respecto al mismo mes del año pasado, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos del país (INDEC).

Argentina se convirtió en un destino barato, y es que según el INDEC el arribo de turistas extranjeros a la Argentina por vía aérea registró en julio una suba del 6,9%, en comparación con igual mes de 2017. Sin embargo, la historia para los ciudadanos locales es totalmente distinta.

Según el informe Instituto Nacional de Estadística y Censos del país (INDEC) la salida de argentinos al exterior cayó un 4,6% respecto al mismo mes del año pasado.

Además detallaron que el país contabilizó en julio un total de 377.700 llegadas de turistas no residentes a través de los aeropuertos. En tanto, las salidas al exterior de los argentinos por vía aérea bajaron a 234.400.

Y es que por ejemplo, en los últimos meses, el peso colombiano se ha fortalecido 10% frente al peso argentino (25% en 2018). Por lo tanto, los vuelos ida y vuelta a Buenos Aires se consiguen a menos de US$ 550 ($1,7 millones de pesos colombianos). “El mercado mundial de divisas brinda en este momento una oportunidad única para planear las vacaciones de mitad de año a Argentina”, citan los medios colombianos.

Hace cuatro meses $1 millón (pesos colombianos) equivalía a 6.300 pesos argentinos, y ahora equivalen 7.950 pesos argentinos. Por lo que los colombianos ganaron más de 1.350 pesos argentinos por tan solo el fenómeno cambiario, suficiente para un par de noches en un hotel en Buenos Aires.

Ni Mar del Plata

Y es que la revolución del dólar, ahora hace que el argentino viaje menos al exterior, incluso es difícil también poder viajar dentro del territorio nacional. Con un dólar cercano a los $39, la franja de asalariados que podía acceder a cualquier destino, aun valiéndose de una amplia financiación, ya no puede hacerlo –según pública Urgente 24-.

Con la suba del dólar los destinos nacionales serán furor en las próximas vacaciones. La costa argentina, que viene golpeada de los últimos veranos, espera remontar en el calorcito de 2019.

Sin embargo, en un contexto de alta inflación y volatilidad, lo más temido van a ser los precios. “Los alquileres sufrirán aumentos de entre 25% y 30%. Pedimos que los dueños de los inmuebles no se aferren a la suba del dólar”, explicó Oscar Gonnet, integrante de la Comisión de Turismo del Colegio de Martilleros de Mar del Plata. “Hay muchas consultas para el verano y hasta ya se han cerrado operaciones. El alquiler de un dos ambientes para cuatro personas con cochera, rondará los $20.000 la quincena”, agregó.

Lo mismo sucede en otros destinos de la costa bonaerense. En Pinamar, las inmobiliarias manejan aumentos de alrededor del 25% para los meses de verano. ‘Hay algunos propietarios que lo aceptan y otros que no, sin embargo sugerimos no aumentar más del 25%‘, sostuvo Luciano Santoro, de la inmobiliaria Eme Ese. Si bien recién están tomando propiedades, de subir más los precios la postal del balneario será una ya conocida: habrá más oferta que demanda.

Los precios para enero arrojan que una casa en Pinamar, cerca del centro y del mar, ronda los 95.000 pesos. Pero como el concepto de veranear el mes completo ya es antiguo, o para pocos, la quincena cuesta 50.000. En ese mismo balneario, un departamento dúplex de dos dormitorios con capacidad para 6 personas se oferta hoy a 55.000 pesos todo el mes de enero y 27.000 por 15 días.

Compartí