‘Loma’ Ávila: “El Gobierno nacional pulverizó las economías regionales”

12/05/2019

‘Loma’ Ávila: “El Gobierno nacional pulverizó las economías regionales”

Adolfo Morales entrevista a Jorge Ávila

El líder sindicalista de Petroleros Privados del Chubut valoró el esfuerzo del sector del trabajo y en particular de los vinculados a la industria hidrocarburífera. Explicó los motivos del apoyo a Arcioni en provincia y Buzzi en Comodoro, al tiempo que insistió en hacerle frente a Cambiemos y el neoliberalismo en general.

El Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, y presidente de Petrominera SE, Jorge Ávila, concedió una entrevista exclusiva a El Comodorense TV, en la que tocó temas de actualidad política, la situación actual de Comodoro Rivadavia y de Chubut, y el trabajo que con Chubut al Frente y candidatos propios a la Legislatura, apuntala la figura del actual Gobernador, Mariano Arcioni de cara a las elecciones generales dentro de cuatro semanas.

– ¿Cómo anda, Jorge?

– Bien. La verdad, preocupado por todo lo que está pasando, pero bien.

-¿Qué es lo que te preocupa más de Comodoro, cómo estás viendo a la ciudad en la cual sos dirigente gremial del sector más importante y productivo de la región y, sobre todo, cómo estás observando a la sociedad en este tiempo?

Comodoro Rivadavia muchos creían que era un Kuwait, algo distinto pero resulta que hoy en día las consecuencias de lo que pasa en el país se ven reflejadas hasta en los lugares que se consideraban de mejor pasar.

El logro es que la gente pueda ir comprar a un mercado y no tener que estar haciendo fila con frío y depender de si se acaba o no la carne. De dos años a esta parte, hemos retrocedido como ciudad, como provincia y como país.

– Comodoro siempre se dijo que es una isla en lo económico. Ver hoy ese panorama, ¿cómo se entiende?

– Durante mucho tiempo se ha mentido de lo que es el sueldo petrolero, donde hicimos acuerdos para mantenernos a raya pero no para ganarle a la inflación.

Este problema lo han traído las malas políticas que ha ejercido este Gobierno, que llora por la herencia, pero después de tres años hay que ver la herencia que van a dejar para el Gobierno que viene y hacer autocrítica de eso.

Esta gente le ha mentido salvajemente a la República Argentina, por eso no va a tener ninguna chance de competir en las elecciones que vienen.

– Ese rol del Gremio en política, algunos lo cuestionan, pero han pasado a discutir cosas mucho más gravitantes…

– Desde el Sindicato tratamos de ubicar gente que va a defender los intereses de los Trabajadores. Hoy ningún dirigente gremial tiene necesidad de ir a hacer política, porque muchas veces cobran más o mejor que un funcionario.

Tenemos que elegir nuestro destino; no puede ser que con ese gran esfuerzo que deja el Trabajador no llegue a fin de mes, no le alcance. Eso quiere decir que hay algo que no está funcionando y cuando eso pasa, la obligación del sindicalismo es salir a defender esa situación.

– Hay otra instancia que defender al Trabajador de una política económica e instabilidad laboral en un mercado con muchos vaivenes

– Venimos de una crisis de las más duras en de la Industria del Petróleo en el mundo, que indudablemente se vio afectado por el precio del barril pero también lo fuimos por la incompetencia del Gobierno nacional a la hora de hacer políticas económicas.

El quebranto de las PyMEs y empresas de la región hacía que solamente puedan sobrevivir a cuesta de poner esfuerzo, donde las tarifas de los servicios les han afectado y mucho.

Detrás de las PyMEs y familias y muchos que dependen de la misma, hoy este marco económico le sirve al sector banquero y al financiero en su conjunto; además de las grandes empresas -las monopólicas- que tienen el 90% de su capital afuera.

El costo de todo este sacrificio lo termina pagando el sector del Trabajo, que es el que produce intenta sobrevivir en el día a día y este Gobierno no hace nada para ayudarlos. Al contrario, lo castiga.

Cuando mirás lo que invierte el Trabajador en salud para proteger a su familia, te das cuenta que el sistema de este Gobierno ha llevado a que sea un fracaso total el tema sanitario en la República Argentina.

– Cuando la gente sale a la calle y se encuentra en el estado que está la ciudad, se pregunta ¿en dónde se reinvierten esos ingresos para mejorarla?

– No se reinvierte en nada. Por Ley de Hidrocarburos de una sola operadora a las arcas municipales van a entrar 145 millones de pesos por un trimestre y a la provincia otros 265 millones. Y cuando uno espera ver las grandes obras de Comodoro Rivadavia, estas no están.

La política del subsidio es una política equivocada, porque ayuda en el momento pero no soluciona las cosas de raíz.

Después de más de 100 años de Petróleo, que hoy no se tenga infraestructura para servicios como el agua o el gas realmente duele, más cuando hay una provincia que lleva agua a otra provincia.

Es impagable para cualquier Trabajador sostener un sistema eléctrico para ambientar la casa cuando no hay gas, y por eso hay tanto consumo de leña; que no es para hacer asados como algunos quieren hacer creer.

Nos hemos quedado en el tiempo, hemos cometido errores tal vez estructurales donde tenemos que ver los sindicatos muchas veces.

Se habla de hacer este año cuatro o cinco pozos para ir a la formación madre, la D-129; y sin embargo no hay Equipos en la Cuenca para hacerlo.

– ¿Tuvimos en Comodoro y en la provincia más administradores que estadistas en el sentido de proyectarse más allá de los problemas coyunturales o del día a día?

– Las últimas obras grandes, como el Predio Ferial, fueron hace un montón de años en Comodoro. Lo del Aeropuerto es una obra importantísima, pero no hay vuelos.

La mercadería y todo lo que cuesta traer las cosas a Comodoro, hace que haya cosas impagables para el sector Trabajador.

La gente toma dimensión de lo que cobra, pero no de lo que cuesta todo, lo que gasta. Y ahí es donde entran las preocupaciones. Por eso, creo que el Sindicato hizo bien en intervenir en política esta vez, para demostrar que somos un factor importante en la economía del país.

Los Trabajadores tenemos la obligación de participar cuando aparecen en un equipo de gobierno, políticas neoliberales que están destinadas a desaparecer, como va a desaparecer a Cambiemos.

Nos hemos equivocado rotundamente no este Gobierno, sino varios en Comodoro Rivadavia. Porque después de 100 años de Petróleo, todavía no tenemos agua potable para la ciudad y en el verano pagamos las consecuencias.

– ¿No es tiempo ya de revertir tantos años de desidia o seguir hablando de los mismos temas?

– Pongo estos ejemplos porque uno tiene que ser objetivo. Siempre fui y seré peronista. Entre Cristina y Néstor siempre fui más cercano a Néstor, pero también ese Gobierno se llevó un montón de plata por regalías petroleras y por lo que hoy se llama pago de cánones por la extracción del crudo, con las retenciones. ¿Cuánta plata se llevó el Gobierno nacional en ese momento, y cuál es la gran obra que quedó para Comodoro Rivadavia?

Cuando sale la Ley Corta para adelante, miremos y veamos lo que le ha aportado a la provincia a las arcas nacionales y somos los que menos hemos recibido en concepto de regalías petroleras para mejorar nuestro estándar de vida.

Tenemos un Interconectado que pasa por afuera de la ciudad, un puerto en el que no pueden entrar barcos porque no se ha hecho un calado más profundo. Siempre vivimos el presente, pero nunca pensamos los chubutenses en el futuro, y ahí están los errores.

Debemos pensar una Argentina distinta, un Chubut distinto, un Comodoro distinto; pensando en el futuro.

Hay que trabajar para potenciar lo que tenemos, por eso es complicado pensar en una refinería o una destilería, ya que no las hicieron cuando las empresas ganaban fortunas, y menos lo van a hacer hoy.

– En el plano político, la apuesta para el 9 de junio con Arcioni busca la alternativa de Comodoro tener otro Gobernador. ¿Es una apuesta fuerte para empezar con esos cambios estructurales?

– Hoy los tres candidatos más fuertes de la provincia son nombres de Comodoro. En nuestro Frente está Mariano Arcioni, en el Frente Patriótico está Carlos Linares y en Cambiemos (…) está Gustavo Menna. De ahí vemos que los políticos han entendido que los candidatos tienen que ser de acá, porque son momentos difíciles y muchos quieren jugar pero cuando las aguas están calmas, no cuando hay tanta tormenta como ahora.

Más allá de eso, estamos atrás del Frente Federal porque creemos que Arcioni es un hombre joven, alguien que no nació hace 20 años en la política; que la está empezando a hacer, pero también ha comenzado a demostrar que conduce.

Él ha estado en las peores mesas: por la crisis petrolera, por el desempleo, por la parte económica que no ayuda en nada en la provincia, donde somos la cuarta a nivel país con mayor riqueza, pero estamos endeudados y la ciudad no crece, no tiene infraestructura y se necesitan ideas para poder sacarla adelante.

A Arcioni lo acompañamos, pero también le vamos a exigir lo que le hemos escuchado decir -en privado- que hay que hacer en la provincia del Chubut.

– ¿Esto debe ir más allá de una apuesta electoralista?

– Toda la provincia sabe el pensamiento que tiene el Petrolero sobre la Minería: que es una herramienta fundamental para su crecimiento y donde no debemos repetir lo que pasó durante 100 años de Petróleo. No podemos cerrarle la puerta al futuro, veremos si se logra finalmente el consenso con el tiempo o no con el tema Minería.

El único que no promete plata a Comodoro Rivadavia, sino inversión, es YPF que hizo un playón o una pileta, y son obras que quedan. Ahora, todas las demás sí pusieron plata pero… ¿dónde están las obras? Lo mismo pasa a nivel provincial.

Debemos preocuparnos por cómo recibimos Chubut y como la vamos a dejar. Ahí empieza la verdadera historia de la política provincial.

– En lo local, también Comodoro Rivadavia es una apuesta política fuerte del Sindicato…

– Estamos teniendo conversaciones todos los días con el exintendente y exgobernador Martín Buzzi, que para nosotros es un buen candidato. Lo acompañamos porque creemos que tiene la suficiente experiencia y voluntad; porque después de todo el proceso que vivió, hay que tener las fuerzas que él tiene para volver a hacer política.

Buzzi hoy es una persona más fuerte. Entonces si hay algo que ya lo ha hecho, ahora puede hacerlo aún mucho mejor.

Eso es lo que estamos pensando. Hoy en día se acusa a medio mundo donde Cambiemos impuso esa metodología de que todos somos corruptos y ladrones y ellos son los únicos santos, y la corrupción de este Gobierno es la más atroz en la República Argentina, porque han dejado casi el 30% del país desocupado e indudablemente es un costo que hace a eso; donde solo crecen las empresas que son sus amigas.

Esto también sucede acá. En Comodoro hay muchas PyMEs comprometidas con la ciudad y la región, pero hay otras que están más comprometidas con los intereses económicos que produce la ciudad y un sector del Gobierno, que con los ciudadanos.

Hace dos o tres años yo decía que las PyMEs de la región eran un banco en la provincia, porque tenían el capital, la infraestructura para hacer cualquier cosa. Y hoy, si las mirás, la mayoría están por quebrar o pensando a dónde se van a ir porque no tienen continuidad aquí.

Si unos años atrás hubiéramos hecho un poco de mea culpa, estaríamos un poquito mejor. Pero no del todo porque este Gobierno pulverizó las economías regionales.

El sector sindical tiene un compromiso grande con los Trabajadores para que no vuelva a pasar lo que sucedió con Guilford, donde alguien se fue y dejó a gente sin cobertura social ni poder jubilarse, prácticamente en la calle y sin cobrar indemnizaciones, mientras se sigue llenando de plata en otro lugar del país. Tenemos que ver ese caso; es algo que nos asusta porque tenemos un montón de empresas multinacionales que si mañana se van, ¿qué pasará con nuestros Trabajadores?

Por eso tengo que hablar desde la experiencia, como hizo en su momento Sinopec que se fue de Comodoro y dejó el pasivo ambiental más grande de la historia y a la gente desocupada. Si mañana otra operadora lo hace igual, debemos tener la visión de cómo resolver esos problemas.

Muchos son opinólogos sin saber realmente cómo es el movimiento económico en la región. No es tan fácil expropiar un área, porque además una vez que se van, después no se sabe dónde habría que ir a buscarlos.

Hay cosas que tenemos que empezar a defender y en ese sentido debe haber querencia, que es algo que generan las empresas de la región y no las de afuera, que son las que vienen por un negocio. Los empresarios locales la autocrítica que deben hacer, es que en el momento de haber sido más fuertes prefirieron irse de viaje al exterior y pagar muchas cosas costosas, invirtiendo fuera del país. Y hoy se encuentran en jaque mate en la ciudad, porque el tema petrolero es el 70%, son cosas que advertimos hace tres o cuatro años y el empresariado no las vio.

Para nosotros acompañar el proceso de la ciudad con Martín Buzzi es eso también: es hablar de lo que vimos y procesamos en estos años. Porque algunos manejan la prensa y te terminan convenciendo de que ellos son los buenos de la película y nunca fueron malos; pero en realidad siempre fueron malos y lo van a seguir siendo.

– Gracias por haber venido

– Gracias a ustedes. Acá hay que asumir un presente y pensar en un futuro. Y para eso muchas veces tenemos que dejar los egos de costado, agacharnos, bajar la cabeza y pensar cómo salimos; juntarnos todos dejándonos de echar culpas para pensar un futuro que merecen los Trabajadores, la ciudad, la provincia; pero por sobre todas las cosas, la República Argentina.

En estas elecciones que vienen, los Trabajadores tenemos que mirar bien el voto, cómo lo ponemos y cómo lo hacemos. Yo estoy dentro de un sector político pero no vengo a decir que somos los mejores ni que somos la opción, sino que se fijen dónde están los que han peleado en estos últimos tiempos y han puesto de manifiesto la situación de los Trabajadores.

Qué vean de qué lado está Carlos Gómez, o los candidatos que tenemos nosotros en el Frente para diputados provinciales; y dónde están los del otro lado que dicen representar a los Trabajadores. Ahí nos vamos a dar cuenta qué es lo que hizo cada uno, y qué opciones tenemos.

Somos una opción porque hemos defendido el empleo, el Trabajo; porque no nos llevó puesto esta crisis. Pero, principalmente, porque pudimos hacer frente a este Gobierno y lo vamos a hacer hasta el último día.

Tenemos que sentarnos a ser una opción verdadera para defender los intereses por primera vez en muchos años. No los personales, porque no somos empresarios, si no de los Trabajadores porque es donde nos necesitan. Para eso nos dejó Perón los sindicatos.

Tenemos un legado que defender y debemos ser responsables para ello. Si nos toca gobernar, trataremos de cambiarlo y si somos oposición, intentaremos aportar lo que más podamos en beneficio de la ciudadanía.

Terminamos de cerrar una paritaria difícil, que pareciera ser un gran logro, donde en realidad si uno mira el bolsillo, no lo es; sino que el gran logro es lo que se llevan los que ocultan la mercadería, los que compran dólares. Esos son los que se llevan el sacrificio de la gran masa de los Trabajadores argentinos que hoy ha quedado golpeada por la desocupación y por los intereses que ha tenido cada empresario.

Hay que cambiar cosas en el Trabajo y en la política, pero no por hacerlo simplemente; sino por una necesidad económica de no entregar los beneficios por entregarlos, ya que nosotros en su momento realizamos acuerdos cuando el barril cayó pero cuando volvió a ser productivo, recuperamos esos acuerdos porque creemos que lo merecíamos por el sacrificio que habíamos hecho. Por eso no cedimos ningún punto en esta paritaria.

Seguramente nos encontraremos con los Trabajadores y muchos actores políticos más, hablando de estos temas que son importantes para el pueblo obrero. Porque si no nos sentamos a hablar, a producir nosotros el acompañamiento de esas políticas, es muy difícil que alguien lo haga; porque en cualquier país del mundo siempre está el poder económico primero y de última el productivo, que es lo que produce para la economía de un país.

Compartí