Ledesma despidió a otros 90 trabajadores

01/11/2019

Ledesma despidió a otros 90 trabajadores

La papelera tomó la sorpresiva decisión de cerrar definitivamente su planta ubicada en la provincia de San Luis. Ayer hubo una masiva manifestación para exigirle al gobierno local que tome cartas en el asunto.

 “El lunes trabajamos, el martes nos dijeron que iban a cambiar un transformador y que estaban esperando un puente grúa, y el miércoles nos encontramos con la puerta cerrada”, relató Daniel Nocheli, delegado gremial de los trabajadores despedidos.

La explicación de la papelera, que es parte del grupo azucarero propiedad de la familia Blaquier, fue que el cierre obedecía a “una caída en el consumo del papel encapado” que se producía allí y que por ese motivo abrirían una planta en Jujuy para “reorientar la producción” y apuntar a la exportación.

Para eso hicieron en esa provincia del norte –donde también obtienen la caña de azúcar, que es insumo para el papel- una inversión de 4,5 millones de dólares y hacia allí se trasladarán. Mientras tanto, en San Luis “no sé qué vamos a hacer”, lamentó Nocheli durante una entrevista por AM750.

Según lo informado por Pagina12, el delegado contó que el mismo miércoles, cuando los obreros se encontraron con las puertas cerradas, los fueron “llamando de a uno para darles unos papeles con el monto que recibirían” en concepto de indemnización, además de “la carta documento” que daba cuenta del despido y daba instrucciones para acceder el fondo de desempleo.

 “Acá, los trabajadores son gente de entre 40 y 60 años” y si bien les aseguraron que les darían “el 100 por ciento de la indemnización, ¿cómo vamos a seguir después? ¿En qué vamos a invertir el dinero si las cosas están mal?”, se preguntó el delegado.

Además anunció que los despedidos pedirán una audiencia con el gobierno provincial “para que le den una solución a esto”, y reconoció que la empresa “hace bastante que no está produciendo”. “Antes hacíamos 1400 toneladas permanente de papel encapado para revistas, pero este año bajó mucho. Primero a 800 y luego a 500”.

“Hasta la semana pasada todos bien”, pero de repente lo que vino “ha sido fatal, no sé si por el cambio o qué pero es impresionante la cantidad de gente que está quedando afuera”, concluyó.

Compartí