“La vida parece que ya no le importa a nadie”, manifestó furioso un amigo de Teresa Huerta

12/01/2021

“La vida parece que ya no le importa a nadie”, manifestó furioso un amigo de Teresa Huerta

La mujer que fue declarada con muerte cerebral luego de sufrir tres ACV nunca fue derivada a Buenos Aires en los 37 días que permaneció internada en la ciudad, donde “por cuestiones de dinero” no pudo ser operada.

Teresa Huerta sufrió este martes un tercer ACV que la dejó con muerte cerebral, informaron los médicos del Hospital Regional.

La mujer de 36 años llevaba casi 40 días esperando su derivación a Buenos Aires, donde le realizarían una operación necesaria para poder recuperarse, y ante la falta de esta misma fue que su estado se fue deteriorando día tras día.

“Está en muerte cerebral, están esperando unas 48hs para poder ver qué van a hacer, si el familiar va a donar los órganos o no”, describió Darío Vara, pastor de la iglesia a la que asistía Teresa y su pareja, Luís Márquez.

Vara manifestó estar indignados y hasta enojados por la situación que atravesó Teresa y su familia. “Comodoro no puede ser que con 460 mil habitantes no tengamos doctores, médicos que quieran operar casos de ACV”, manifestó, y enfatizó en diálogo con la prensa que “37 días estuvo esperando María, tuvo un primer ACV, después un segundo ACV el 24 y hace horas le agarró un tercero y su cuerpo no aguantó”.

Sobre el desenlace fatal, el pastor detalló que “le quisieron hacer un cateterismo pero no bastó, los médicos dijeron que no podían hacer nada”.

Asimismo, criticó que “acá se tiran la pelota, el director del Hospital Regional –Eduardo Wasserman- dice que había un avión sanitario pero que faltaban camas, después que había una cama pero no estaba el avión sanitario”.

Los médicos cuando juraron que iban a hacer todo por la vida ahora ¿si te falta 200 mil pesos para operar se van a volver todo atrás?

En este sentido, recordó que “me llamaron gente de provincia diciendo que tenían los recursos, cuando se hizo público esto dijeron que se podía operar en Clínica del Valle pero había que pagarle al anestesista”.

“Se empezó a juntar para depositar para el anestesista 224mil pesos, empezamos a movilizarnos pero resulta que después dicen que hay una cama y que en una o dos horas se iba a Buenos Aires, pero a la hora dicen que no había cama en Buenos Aires, todo esto para nosotros es un juego”, apuntó.

Para Vara, “la vida parece que ya no le importa a nadie y a nosotros nos duele, porque hoy fue el caso de María Teresa Huerta y mañana puede ser un padre, un abuelo, un hijo y ¿quién va a responder?”.

LA DERIVACIÓN QUE NO LLEGÓ

En el tiempo que Teresa permaneció internada, “hubo cuatro sanatorios dispuestos a abrirle el Buenos Aires que seguro que la iban a operar, estaba todo más que preparado, el avión sanitario estuvo desde el primer momento, después no, el tema fueron las camas, porque se cayeron a último momento”.

“Ahora todo es Covid, parece que nadie tiene ninguna otra enfermedad. Nadie se enferma más del corazón, nadie tiene cáncer, to entiendo, soy parte y me tengo que cuidar, pero qué pasa con la gente que sufre un ACV como le pasó a María”, deslizó.

Además, lamentó que María Teresa “deja a hijos de corta edad sin su madre”, y por último criticó “los médicos cuando juraron que iban a hacer todo por la vida ahora ¿si te falta 200 mil pesos para operar se van a volver todo atrás? Hoy no tener alguien para responder si te pasa algo, angustia”.

Compartí