“La SCPL tiene un retraso de dos años y medio en sus tarifas”

15/09/2019

“La SCPL tiene un retraso de dos años y medio en sus tarifas”

Así lo aseguró Guillermo Costes, miembro del Consejo de Administración de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada de Comodoro Rivadavia, quien expresó que la situación es delicada para hacer frentes a la deuda con CAMMESA, proveedora del principal insumo: la energía eléctrica.

“Lo nuestro es penoso, el retraso está acercándose peligrosamente a los 2.000 millones de pesos de deuda, esa es la situación que tenemos”, introdujo; mientras que en cuanto al envío formal del pedido de tarifas al Concejo, dijo que esto viene de la mano de una readecuación del precio del agua mayorista.

“Es un reajuste de 10 pesos el metro cúbico que pasa a 13 o 14 pesos, lo que significa que la SCPL puede facturar ese nuevo precio a los usuarios importantes como Rada Tilly o Servicios Públicos de Santa Cruz, y paralelamente esto tiene que ser reflejado en las facturas domiciliarias. Cuándo se tratará, no lo sabemos; pero cumplimos en hacer las solicitudes”, expresó.

En diálogo con El Comodorense Radio por FM La Petrolera 89.3 MHz, Costes analizó que “lo que hoy estamos administrando, es la deuda que nos permite tener el Gobierno nacional a través de CAMMESA. En realidad todo el sistema es solamente el 20%, que es un número importante, y el otro 80% son generadores, distribuidores, transportistas y grandes usuarios; cada uno de estos con el 20% del paquete accionario de la mayorista del servicio eléctrico”.

Más prioridades

“El tema es de qué forma actúa CAMMESA en lo sucesivo. La idea es tener la menor cantidad de inconvenientes posibles en el sistema acueducto, recordando que el año pasado los inconvenientes vinieron de la mano de ciertas roturas en el sistema interno, pero si no tenemos esa clase de anomalías, no tendremos mucho de qué preocuparnos en este verano”, determinó.

Costes señaló que “lo que tenemos que entender, es que estamos utilizando un agua de calidad de agua mineral para el inodoro o para regar el pasto y demás, no es que hacemos un uso racional del agua, como el caso de las piletas, y es un agua que viene desde más de 160 kilómetros de distancia, con altísima calidad”.

“Más que cómo utilizamos el agua, nunca caemos en la cuenta de que somos son la única ciudad probablemente del planeta que tiene su fuente de agua a más de 160 kilómetros de distancia. N registramos esto y lo que tampoco registramos es que si no hubiera sido por el temporal de 2017, hubiéramos tenido ya inconvenientes para recibir esa agua porque de los dos lagos de Sarmiento nos queda uno solo. No llegamos a dimensionar el problema estructural del agua!, añadió.

Como alternativa, planteó que “tenemos que reutilizar el agua que estamos recibiendo, que la usamos muchas veces mal y tiramos al mar para que contamine nuestras playas. Necesitamos desesperadamente avanzar en plantas de reutilización del agua, como se ha hecho en otros tantos lugares para los efluentes domiciliarios”.

Masa salarial vs. facturación

Del pedido de aumento de la Cooperativa al Concejo Deliberante, y los valores que se manejan, argumentó que la SCPL tiene un retraso de dos años y medio de tarifas, y que esto desde el efecto domiciliario tendría un nivel muy parecido a la inflación que hubo en ese tiempo, en principio; y que “esta formidable deuda que se financió con la letra de CAMMESA viene de la mano del aumento de todos los costos, del aumento de la energía mayorista y del ítem salarios”.

El consejero cooperativista desmintió categóricamente que alguien gane 900 mil pesos en la Cooperativa local: “ese número viene de la mano del convenio colectivo de trabajo de Luz y Fuerza que genera algo que se denomina bonificación anual por eficiencia, que hace que un empleado con más de diez años si va todos los días o si justifica las faltas, va a tener algo así como cinco sueldos más por año”, explicó Costes, quien añadió que hay una variedad muy importante de sueldos, alguno normales relativamente del orden de los 40 mil pesos, y otros un poco más importantes.

“La facturación de la Cooperativa está en el orden de los 240 millones y entre salarios y cargas sociales se va un poco menos de la mitad. Aparte del funcionamiento, tenemos que pagar nuestro principal insumo que es la energía eléctrica que son otros 120 millones, que hoy no los estamos pagando, sino que se pagan números menores, y hay un embargo de CAMMESA de por medio”, agregó.

Grados de responsabilidad

Del tema de los baches y la responsabilidad que siempre les achaca el Ejecutivo comodorense sobre que son culpa de la SCPL, Costes dijo que hubo un cambio importante desde el inicio de esta administración, que empezó con el ‘portazo’ de Guillermo Jones, en el mes de enero de este año. “Los baches que genera la Cooperativa los debe arreglar la Cooperativa”, aclaró.

Sin embrago, sostuvo que “en los últimos diez años la mancha urbana creció prácticamente un 150% y Estado municipal no exigió que los nuevos loteos sean con servicios; entonces se presionó de alguna forma para que la Cooperativa avance en algunas obras, y esto hace un efecto de manta corta que se nota cada vez más, porque no está preparada para la realización de obras sino para su mantenimiento”.

“Nosotros somos como inquilinos de una red que pertenece a la Municipalidad y lo que hacemos es garantizar que, lo que está, funcione. Esto alcanza a la red de agua, a la de cloacas y a la del servicio eléctrico. El crecimiento de la mancha urbana, a nosotros nos genera problemas de todo tipo, tamaño y color”, subrayó finalmente.

Compartí