La producción de petróleo creció un 2,08% y cortó una caída de 16 años

06/02/2019

La producción de petróleo creció un 2,08% y cortó una caída de 16 años

Justo cuando los subsidios a Vaca Muerta comienzan a mostrar resultados, el Gobierno cambia las reglas de juego, afectando las inversiones.

Tras casi dos décadas de caídas, la producción de petróleo volvió a crecer gracias al dinamismo de Vaca Muerta, que a base de incentivos fiscales, logró compensar el retroceso de los yacimientos convencionales, informa La Política Online.

El 2018 cerró con un alza del 2,08% que rompe con la crisis sectorial que se observa desde el pico histórico de producción de 1998, fecha desde la cual las cantidades extraídas vienen descendiendo ininterrumpidamente, a excepción del alza del 2001 y el estancamiento del 2015.

De todas formas, los números son para tomar con mucha mesura, ya que parten del menor nivel de producción en 26 años que se dio en 2017, donde a su vez se registró la mayor merma desde el 2009 (-6,3%).

Es por eso que incluso con esta suba, los tres años de gestión de Cambiemos anotan una baja del 8,07%, que se suman al 3,84% del último mandato de Cristina Kirchner, el 15,27% del primero y el 13,78% de la administración de Néstor Kirchner. Así, las últimas dos décadas acumulan un retroceso del 37,77%, producto de las pocas inversiones realizadas y la maduración de los yacimientos.

La industria petrolera advierte que la producción dejará de crecer ante la quita de subsidios

En el caso del gas, el panorama es algo más favorable. La crisis del sector comenzó a evidenciarse en el año 2007, con una tendencia negativa que pudo revertirse en 2015, donde el volumen creció un 3,43% a partir del Plan Gas de Galuccio.

Ya con Macri en el poder, el sendero positivo se mantuvo en 2016 (4,85%), se interrumpió en el 2017 (-0,74%) y volvió a reflejar indicadores positivos el último año (5,29%), siempre a base de los datos de la Secretaría de Energía.

Al igual que en el caso del crudo, en 2018 la potencia del shale logró compensar el marcado retroceso de las áreas convencionales, producto de los subsidios a Vaca Muerta que Lopetegui acaba de recortar.

Es que solamente sin contar el yacimiento Fortín de Piedra de Tecpetrol -la mayor beneficiada de la Resolución 46-, la producción del fluido hubiese caído un 0,3%, de acuerdo a los números del Observatorio de Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC).

Para dar un contexto más preciso de la situación sectorial, se puede observar el desempeño de la principal jugadora del mercado. Según Oetec, YPF marcó la peor caída desde el 2011 con una baja del 3,9% y cortó una racha positiva de cinco años consecutivos de crecimiento.

Así, ya sin la totalidad de los subsidios que impulsaron la actividad estos últimos años, muchos aseguran que la industria podría dejar de crecer en 2019. El cambio de reglas de juego pegó tan fuerte en el sector, que incluso la petrolera estatal puso en duda su plan de inversiones y el gobierno mexicano está pensando en suspender un proyecto de 2.500 millones de dólares.

La firma de Rocca, la más perjudicada por la medida, fue más allá y anunció la suspensión de 300 trabajadores por baja de equipos, justo cuando el sindicalista Guillermo Pereyra amenazó con romper los acuerdos laborales si hay un solo despido.

“El nuevo criterio de precios corre el riesgo de desacelerar el crecimiento del gas natural no convencional de Argentina. El cambio en la política energética debilita la confianza de los inversores y probablemente persuadirá a las empresas a posponer o reducir los gastos de capital”, indicó Moody’s, que de todos modos mantuvo la calificación de las petroleras argentinas.

Compartí