La herencia económica condiciona a Vaca Muerta

28/11/2019

La herencia económica condiciona a Vaca Muerta

El hermetismo de Fernández y la situación de la macro generan dudas en la industria. Las empresas de servicios enviaron más de 500 telegramas de despidos. El gremio anunció un paro.

Mientras Vaca Muerta espera que el equipo de Alberto Fernández de señales concretas sobre el camino que recorrerá la industria petrolera dentro de su gobierno, los telegramas de despidos comenzaron a circular entre las empresas de servicio.

Lo que parecía que iba a ser temporal era apenas el comienzo. Las empresas del sector vinculaban la baja de actividad en la formación con el congelamiento del barril y los combustibles, pero el decreto caducó y las proyecciones 2020 anticipan una importante merma en la actividad. Además, proyectan que la herencia económica de la gestión de Mauricio Macri será lo más difícil de sortear.

Ante este contexto las compañías proveedoras saben que no van a necesitar ni la misma cantidad de herramientas que a comienzos de año ni el mismo número de personal. Lo cierto es que el congelamiento dejó de ser la primera preocupación de la industria, entendieron que los 90 días fueron coyunturales y confían que el desfase de precios se arreglará con la rampa de convergencia que ya comenzó.

La preocupación ahora pasa por otro lado. Lo que piden todas las empresas de la industria a Nación son planes concretos y saber qué va a pasar con la macroeconomía. Si bien el propio presidente electo destacó en varias oportunidades la importancia de Vaca Muerta para su gestión, desde la industria piden precisiones.

“La incertidumbre del gabinete, de las políticas vinculadas con energía y sobre todo macroeconómicas es donde realmente está el eje de la incertidumbre en Vaca Muerta”, le dijo a Energía On una fuente de una de las operadoras de con desarrollos masivos.

Compartí