La enfermera de Maradona dijo que la obligaron a mentir en un informe

27/11/2020

La enfermera de Maradona dijo que la obligaron a mentir en un informe

La Fiscalía General de San Isidro investiga las últimas horas previas a la muerte de Diego Armando Maradona y ya han surgido las primeras irregularidades. La enfermera que estaba en la casa del exfutbolista la mañana en que murió dijo que lo escuchó moverse pero que no entró a verlo y lo dejó descansar. De esta manera, tuvo que admitir que en su primera declaración la “obligaron” a poner en un informe que esa mañana lo había controlado, pero no trascendió quién le pidió mentir ni por qué.

Empiezan a surgir las primeras inconsistencias y desmentidas en los hechos que ocurrieron alrededor de la muerte de Diego Armando Maradona.  

Siempre se dijo que Maradona había fallecido durmiendo y que, cuando ingresaron a su habitación los profesionales de la salud que lo cuidaban, ya no tenía signos vitales.

Pero se desconocía que la enfermera de nombre Gisela, había informado que ella le había hecho un control la mañana en que murió.

En su segundo testimonio, esta vez ante los fiscales y conocido este viernes (27/11), Gisela admitió que la “obligaron” a poner en un informe que esa mañana había controlado a Diego cuando en realidad lo dejó descansar.

La enfermera aseguró que lo escuchó moverse a las 7.30 dentro de la habitación, aunque no ingresó y lo dejó descansar, según dejaron trascender fuentes judiciales citadas por la agencia estatal de noticias Télam.

Pero no trascendió por qué mintió ni quién se lo pidió.

La fiscalía también comunicó que ayer “se recibió declaración testimonial al enfermero que asistió a Diego Maradona durante la madrugada del día 25 de noviembre”.

“A partir de sus dichos se pudo establecer que habría sido la última persona en verlo con vida aproximadamente a las 6.30 de la mañana, al momento de efectuarse el cambio de guardia. Allí refirió haberlo encontrado descansando en su cama, asegurando que estaba durmiendo y respirando normalmente”, agrega el comunicado sobre la declaración del enfermero de nombre Ricardo.

Este enfermero aportó en forma voluntaria su celular para que los fiscales pudieran extraer el chat de WhatsApp donde reportaban las novedades con la empresa.

Luego, indicaron los fiscales, “amplió sus dichos la enfermera presente al momento del deceso, refiriendo que promediando las 7.30 lo habría escuchado moverse dentro de la habitación”.

Los fiscales desmintieron también los dichos del abogado Matías Morla, que había asegurado que las ambulancias demoraron 30 minutos en llegar a la casa donde se encontraba Maradona.

Según la investigación judicial, la ambulancia que arribó a la casa del “10” en el country San Andrés de Tigre tardó sólo 11 minutos en llegar.

El dato surge de los registros de llamadas y los videos de cámaras de seguridad revisados en las últimas horas por el equipo de investigadores.

De acuerdo al relevamiento, a las 12.17 se produjo el primer llamado a la empresa Swiss Medical, a las 12.23 se reclamó el servicio y a las 12.28 llegó a la puerta del barrio privado la ambulancia de la empresa “+ Vida”.

Quien hizo los dos llamados a la empresa de medicina prepaga fue Maximiliano Pomargo, asistente personal de Maradona y cuñado del abogado Matías Morla.

La Fiscalía General de San Isidro además reveló que “se estableció también que a las 12.16 horas se generó un llamado al servicio de emergencias 911 requiriendo una ambulancia, por parte de Leopoldo Luque (médico personal de Maradona) contándose con la grabación de audio pertinente”.

También las fuentes judiciales citadas por Télam revelaron que en esa grabación Luque, quien no estaba en ese momento en la casa de Tigre pero llamó desde otro sitio sin decir que era para Maradona, ni que él era su médico personal, pidió una ambulancia para una “persona fallecida” de “aproximadamente 60 años” y dio con precisión la dirección y el número de lote del country.

Fuente: urgente24.com

Compartí