La dura confesión de Aaron Paul: “Llegué a vivir en el vestidor de un departamento”

15/10/2019

La dura confesión de Aaron Paul: “Llegué a vivir en el vestidor de un departamento”

El actor nacido en Estados Unidos, tuvo una gran carrera en el cine y la televisión, pero ninguna actuación impactó más al público y la crítica como su papel interpretando a Jesse Pinkman en la aclamada serie Breaking Bad, de AMC. Pero su camino al estrellato no fue nada fácil.

Aaron Paul nació en Idaho, Estados Unidos. Siempre declaró que desde pequeño se vio atraído por la actuación. Por esta razón, cuando terminó la secundaria en 1997, dejó todo y viajó hasta Los Angeles para probar suerte.

Ya instalado en la ciudad californiana, Paul tuvo distintos trabajos. Su primera actuación fue en un videoclip de la banda Korn. Pero ningún trabajo era el que esperaba encontrar al momento de mudarse de ciudad.

Tras varios años de espera, en 2007 un amigo le avisó que estaban realizando un casting para una nueva serie que parecía bastante buena. Esa producción era Breaking Bad. En principio, Aaron no quiso ir a probarse porque no estaba atravesando un buen momento personal. Luego de un momento de reflexión, el actor presintió que esa era la oportunidad por la que vino a Los Angeles, y decidió presentarse.

Su llegada a “Breaking Bad”

“Mi carrera había sufrido un montón de altibajos hasta entonces. En parte creo que fue cosa del destino. Para dedicarte a esto no solo necesitas talento, también necesitas un poco de suerte. Se suponía que durante los castings de Breaking Bad yo tenía que estar en Berlín porque había protagonizado una película que se estrenaba allí. Pero no fui. Algo me dijo que no tenía que subir a ese avión“, relató el actor, en una entrevista con el diario español, El país.

Y así fue. El actor no viajó a Alemania y se quedó en la ciudad estadounidense para ir al casting de Breaking Bad. En ese momento, Paul no tenía trabajo. Sus ahorros se estaban acabando y el sueño de convertirse en una estrella se marchitaba poco a poco. Esta prueba era su última esperanza.

“No tenía trabajo, y supongo que me quedé porque pensaba encontrar algo. Yo antes vivía en un vestidor, ¿sabes? Para ahorrar el dinero del alquiler. Ni siquiera era la habitación de un piso, era el vestidor de ese piso“.

El actor admitió que Breaking Bad le cambió la vida. Pero, según sus propias palabras, si por esas cuestiones de la vida su participación en la serie no hubiera sucedido, hubiera continuado en la actuación, pese a todas las trabas que se presentan en la carrera de un intérprete.

“Supongo que si nunca me hubiese presentado al casting, seguiría siendo actor, porque actor es lo que he querido ser desde que recuerdo querer ser algo, pero estaría ahí fuera, en la lucha, con todos los demás“, finalizó.

Compartí