La crisis económica empeora las chances de Cambiemos

01/09/2019

La crisis económica empeora las chances de Cambiemos

Los expertos coinciden en que la coyuntura es un lastre enorme y que los resultados a favor del peronismo se mantienen o hasta mejoran. Los votos en blanco y la falta de arrastres.

Según publica Página/12, la totalidad de los consultores en campañas electorales consideran que la crisis de la última semana empeoró la situación de Juntos por el Cambio y evalúan que las diferencias de las PASO se mantienen o se agrandan.

Quienes estudiaron a los que no fueron a votar en las primeras y dicen que se acercarán a las urnas en octubre, consideran que en esa franja también tiene ventajas Alberto Fernández y eso no reducirá las diferencias.

Tampoco se percibe un traslado de votos importante de José Luis Espert, Juan José Gómez Centurión o Roberto Lavagna hacia Mauricio Macri, de manera que tampoco de ahí proviene –hasta ahora– ninguna corriente que achique los 16 puntos que hubo en las PASO.

Los consultores tampoco prevén cambios decisivos ni en la Provincia de Buenos Aires ni en la Ciudad Autónoma, aunque piensan que un ballotage puede ser peligroso para Horacio Rodríguez Larreta.

Página/12 dialogó con los encuestadores más conocidos y evaluó con ellos la situación a ocho semanas de las elecciones generales.

Raúl Timerman de Grupo de Opinión afirma que “durante tres años y medio, el gobierno se manejó en el terreno de las finanzas, sin tornos, sin ladrillos, sin operarios. Con dinero se hizo dinero y ese dinero ahora salió. Para el mercado, Macri es más amigable que Alberto. El lunes 12 el mercado produjo una devaluación enorme mostrando quién es su candidato, Macri. El problema es que el 11 votó la ciudadanía y votó a la oposición. Lo que vivimos hoy es la tensión entre el mercado y el voto ciudadano y eso genera incertidumbre. Pero en esa situación es muy difícil que las diferencias se achiquen”.

Ricardo Rouvier, de Rouvier y Asociados, analiza que “el panorama incluye la simultaneidad de la deflagración de la crisis económica-financiera y la proximidad de la elección general. Los estudios preelectorales van confirmando la tendencia ya manifestada en las pre PASO y en las primarias mismas; la ventaja del Frente de Todos respecto al oficialismo. Esa ventaja es de tal significación que ya aparece como un resultado puesto. Más aún, crece en la población la convicción de la incapacidad manifiesta del gobierno para conducir la cosa pública”.

Distancias
Roberto Bacman, titular del CEOP, que también se acercó mucho en el pronóstico del 11 de agosto, es uno de los consultores que hizo encuestas después de las PASO. “Detectamos que la diferencia a favor del frente peronista se mantiene, y si se proyectan los datos sin el voto en blanco ni los indecisos hasta podría llegar a estirarse un par de puntos. Pero no hay que perder de vista que es solo una primera fotografía tras las primarias y aún queda un largo trecho por recorrer. Lo que finalmente sedujo a la mayor parte de los electores de nuestro país fue la necesidad de cambiar la orientación económica. Por lo visto en esta última semana, la economía se mantiene al tope de las preocupaciones de los argentinos. Y este es un dato de la realidad muy difícil de revertir”.

Federico Aurelio, de Aresco, coincide en que las distancias se mantienen. “Hasta ahora observamos un panorama electoral similar al que se registró en las primarias del 11 de agosto. La profundización de la crisis económica agrava el malhumor social y habrá que seguir sus implicancias electorales. El gran resultado electoral del Frente de Todos (casi cincuenta por ciento del electorado) más la vocación de apoyar al oficialismo ó de no votar al peronismo cercano al treinta por ciento y los pisos electorales de las otras fuerzas políticas no dejan un margen de grandes movimientos electorales entre las PASO y las elecciones generales de octubre”.

Contundencia
Alfredo Serrano, cabeza de la consultora Celag, rompió la tendencia mediática en las PASO de que todo estaba empatado. Serrano salió a la cancha un mes antes de las elecciones diciendo que había más de nueve puntos de diferencia. Sus diagnósticos actuales son igual de contundentes. “Después de las PASO ha habido ‘mucho ruido y pocas nueces’. El clima de sensaciones, posturas ideológica y motivaciones de voto permanecen sólidamente en este tiempo electoral. Dos tercios de la población cree que Macri fracasó en su gestión o lo decepcionó como Presidente; casi la mitad cree que Macri es un Presidente ineficaz; el 75 por ciento tiene miedo a perder el empleo; el 60 por ciento vota en función de la situación económica; y precisamente, el 87 por ciento cree que la situación económica familiar sigue igual de mal o empeoró. Con este panorama, es más que complicado que existan grandes cambios en la intención de voto”.

Cerrado
Para Artemio López la elección está terminada. “Al calor de la debacle socio económica, la caída en la preferencia electoral por el oficialismo es vertical. En este sentido el panorama electoral nacional está cerrado, para octubre. Sólo cabe esperar una mejor performance de la fórmula Fernández-Fernández que se constituirá ya en mayoría, superando el 50 por ciento de los votos”.

Compartí