La caída del salario real podría alcanzar las dos cifras para informales

19/04/2020

La caída del salario real podría alcanzar las dos cifras para informales

Un informe de la consultora Ecolatina señala que para el sector formal la cifra rondaría el orden del 5%.

Uno de los efectos económicos inmediatos del coronavirus en el mundo es la destrucción de puestos de trabajo como resultado del “parate” infligido en la actividad económica para reducir los contagios. Según un informe de la consultora Ecolatina, el poder adquisitivo mostraría una fuerte contracción durante los meses de invierno para luego comenzar a recuperar parte del terreno perdido.

Según publica Ámbito, en este marco, en el promedio del año el salario real formal exhibirá una caída el orden del 5%, caída que podría llegar a los dos dígitos si le sumamos la performance de los trabajadores informales.

De acuerdo al relevamiento, el impacto final sobre el mercado laboral irá de la mano del derrotero de la actividad. “La extensión de la cuarentena, complicaciones en la renegociación de los acreedores ley extranjera y/o un mayor stress en la cadena de pago, profundizarán la caída del empleo”, señalaron en su último informe.

El efecto de la pandemia en los trabajadores y trabajadoras argentinos dependerá del sector en el que se desempeñen y de la capacidad financiera de las empresas (en el caso de los asalariados formales privados) para solventar, en una economía ya recesiva, algunas semanas con pocos o nulos ingresos.

En este contexto, el Gobierno hizo hincapié en priorizar la preservación del empleo: a comienzos de año se implementó la doble indemnización (en principio por seis meses) y luego se prohibieron los despidos por dos meses (abril y mayo). Pero las empresas cuyos ingresos se vieron desplomados por la cuarentena no pueden cubrir los gastos fijos por muchas semanas: si no se les reduce la carga salarial corren el riesgo de quebrar generando pérdida de empleos (lo que inicialmente se quería proteger) y además capital organizacional.

“Pese a que tras una nueva extensión de la cuarentena, el Ejecutivo anunció que va a cubrir una parte (hasta un salario mínimo) de las PyME´s y reforzó el REPRO, el riesgo de que no se puedan pagar salarios y/o que cierren empresas creció significativamente”, remarcó el informe.

La otra cara del mercado laboral está compuesta por casi 5 millones de asalariados informales y más de 4 millones de cuentapropistas, de los cuales alrededor del 60% se encuentra registrado. “La precariedad de gran parte de estos trabajadores los pone como la parte flexible de nuestro mercado laboral y quienes más sufren la crisis: sus empleadores no logran recibir ayuda del gobierno y el eventual desempleo los encuentra sin un seguro al que recurrir. En este sentido, el Ingreso Familiar de Emergencia ($10.000) intenta asistir a muchos de estos trabajadores, pero dicho importe es mucho menor al percibido anteriormente”, señaló Ecolatina.

Por otro lado, está la cuestión salarial. Si bien los ajustes a los trabajadores formales cuyas actividades se encuentren parcial o totalmente frenadas no serán permanentes, dejan en claro que las paritarias tendrán que esperar algunos meses más. El primer paso será volver al nivel salarial inicial para después, si están dadas las condiciones, hacia el último cuatrimestre del año, abrir en la medida de lo posible las distintas negociaciones paritarias.

Compartí