Irán captura un petrolero extranjero con 12 tripulantes a bordo

18/07/2019

Irán captura un petrolero extranjero con 12 tripulantes a bordo

Teherán sostiene que el buque traficaba crudo. Podría tratarse de un barco de bandera panameña que desapareció en la zona el domingo.

Según publica diario Clarín, en un caso confuso y rodeado de peligroso misterio, la Guardia Revolucionaria de Irán incautó este jueves un petrolero extranjero con 12 tripulantes, acusado de contrabando de petróleo.

La medida sigue a una escalada en el Golfo Pérsico con sabotajes y ataques a petroleros extranjeros y hasta el derribamiento de un drone de EE.UU. por fuerzas iraníes.

Teherán venía amenazando con capturar un buque extranjero desde que días atrás un barco iraní, un tanquero, fue capturado en el estrecho de Gibraltar por fuerzas británicas, que acusaban al petrolero de llevar crudo a Siria.

Un barco desaparecido
La captura del barco anunciada este jueves a través de la TV estatal iraní sucede además pocos días después de que un petrolero con sede en los Emiratos Árabes Unidos desapareció de los radares en aguas territoriales iraníes.

El petrolero de bandera panameña MT Riah dejó de transmitir su ubicación el domingo por la noche cerca de la isla Qeshm, donde tiene una base de la Guardia Revolucionaria, según los datos que figuran en el sitio de seguimiento de Tráfico Marítimo.

La televisión estatal de Irán no identificó este jueves el barco incautado, pero dijo que fue interceptado el domingo. Dijo que el petrolero tenía 12 tripulantes extranjeros a bordo y estaba involucrado en el contrabando de alrededor de 1 millón de litros de combustible de los contrabandistas iraníes a los clientes extranjeros.

El informe de la TV iraní dijo que el petrolero fue interceptado en el sur de la isla Larak de Irán, en el estrecho de Ormuz.

Un funcionario de Defensa de los Estados Unidos había dicho a The Associated Press a principios de esta semana que Estados Unidos “tiene sospechas” de que Irán se apoderó del petrolero cuando apagó su rastreador en el Estrecho de Ormuz. Un funcionario emiratí le había dicho a la AP que el pequeño petrolero no hizo ninguna llamada de socorro antes de apagar su rastreador.

El decomiso no parece estar dirigido a ningún país en particular y muestra la mano dura de la Guardia Revolucionaria contra lo que considera como tráfico ilegal de petróleo iraní.

Si el M Riah es, en efecto, el buque decomisado, la decisión apunta directamente contra los barcos que tienen su base o zarpan rumbo a Emiratos Árabes Unidos.

El Riah de 58 metros (190 pies) generalmente hacía viajes desde Dubai y Sharjah en la costa oeste de los Emiratos Árabes Unidos antes de cruzar el estrecho y dirigirse a Fujairah en la costa este de los Emiratos Árabes Unidos.

El reconocimiento de que un barco fue secuestrado por la Guardia Revolucionaria de Irán parece contradecir las declaraciones del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán el miércoles, diciendo que Irán había ayudado a un petrolero extranjero con una falla.

“Este barco, con capacidad para dos millones de barriles y con 12 tripulantes a bordo, estaba en camino para entregar el combustible de contrabando (recibido de) barcos iraníes a buques extranjeros en regiones más lejanas cuando fue interceptado por la fuerza Naval de los Guardianes de la Revolución”, según informó Sepah News.

El movimiento de la Guardia se produce en medio de las crecientes tensiones entre Irán y los Estados Unidos después de que el presidente Donald Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo nuclear de Irán con las potencias mundiales el año pasado e impuso sanciones, incluso sobre las exportaciones petroleras iraníes.

Irán ha aumentado recientemente la producción de uranio y el enriquecimiento en los límites de su acuerdo nuclear de 2015, tratando de presionar a Europa para que ofrezca mejores condiciones y le permita vender su petróleo crudo en el extranjero.

Los Estados Unidos han enviado miles de tropas adicionales, bombarderos B-52 con capacidad nuclear y aviones de combate avanzados al Medio Oriente en medio de las tensiones elevadas.

Los misteriosos ataques a los petroleros e Irán que derribaron un avión no tripulado de vigilancia militar de los Estados Unidos han aumentado los temores de que se desate un conflicto armado.

Compartí