Ignacio Torres recorrió la obra de ampliación del gasoducto cordillerano

19/08/2018

Ignacio Torres recorrió la obra de ampliación del gasoducto cordillerano

El delegado del Ministerio del Interior dijo que el proyecto beneficiará a 22.000 familias chubutenses.

Ignacio Torres, dirigente de Cambiemos y delegado por el Ministerio del Interior, recorrió la semana pasada y se estuvo interiorizando en cercanías de Lago Puelo sobre el avance de la obra de ampliación del Gasoducto Cordillerano que lleva adelante la empresa Contreras, con una inversión aproximada de $613 millones por parte del gobierno nacional.

La obra comenzó en noviembre pasado y tiene un plazo de ejecución de un año, estimándose que beneficiará a unas 22.000 familias de la provincia del Chubut. Al conocer en el mismo terreno los trabajos que se realizan de boca de los responsables de la obra, Torres destacó el volumen de la inversión “en obras que llegan sobre todo a los sectores más vulnerables que hoy no tienen acceso a un servicio básico como es el gas”.

Para Torres, aportes deben destacarse “en un esquema que apunta a la movilidad social ascendente, priorizando obras que son muy importantes en términos presupuestarios y que especialmente buscan satisfacer las necesidades básicas de los sectores más necesitados”, por lo que apuntan no sólo al gas, “sino también al agua, las cloacas y la conectividad, como pudimos ver en el interior gracias al programa País Digital, donde hay pueblos que ahora tienen antenas de wi-fi y hace un año no tenían acceso a internet, como Paso del Sapo, Gualjaina, o Paso de Indios”.

Ante las expresiones de legisladores del justicialismo que habían asegurado que esta obra estaba parada, Torres sostuvo que “lamentablemente hay dirigentes que malgastan su tiempo de funcionarios o legisladores de manera oportunista, subiéndose a una agenda de turno o inventando rumores para especular en materia electoralista, en vez de trabajar realmente y levantar la bandera de la provincia por sobre la de cualquier partido”.

Torres instó a que “en momentos complicados como éste, donde hay que establecer una agenda de prioridades, la clase dirigente esté a la atura de la circunstancias, y en todo caso planteando diferencias, pero sin mentiras, sino diciendo la verdad, y que esas diferencias vengan de la mano de propuestas superadoras”.

Compartí