Horas decisivas para la deuda en dólares de Buenos Aires y Chubut

20/01/2020

Horas decisivas para la deuda en dólares de Buenos Aires y Chubut

Los Gobiernos de Buenos Aires y de Chubut inician una semana clave en relación al proceso de reperfilamiento de sus deudas en dólares. En simultáneo con el viaje a Israel que Axel Kicillof encarará junto a Alberto Fernández en las próximas horas, su ministro de Economía, Pablo López, intensificará las conversaciones con los acreedores del bono BP21, cuyo vencimiento de capital por 250 millones de dólares opera el 26 de enero, en busca de un acuerdo para postergar el pago al 1 de mayo. Ese plazo para la aceptación expira el miércoles.

“Estamos en conversaciones constructivas con más de 75% de los acreedores”, resumió el fin de semana López, y recordó que desde el inicio de la gestión de Kicillof la administración bonaerense “trabaja en un proceso de diálogo con los bonistas porque la provincia necesitaba un alivio financiero de corto plazo”.

El título provincial fue emitido en 2011, durante la administración de Daniel Scioli y bajo ley extranjera (Nueva York), lo que determina la necesidad de que el Gobierno bonaerense cuente con el aval del 75% de los tenedores para no caer en default. Algo que, en rigor, y siempre y cuando la Provincia no efectivice el pago, recién podría ocurrir en febrero debido a los plazos de gracia que establecen las condiciones iniciales de la emisión del título.

Sí aseguran en La Plata que habrá, en cambio, cumplimiento con el desembolso de los 25 millones de dólares de intereses que operan en esa misma fecha. “Serán depositados en tiempo y forma”, aseguró el funcionario bonaerense.

“La verdad, como lo dijimos desde el primer día en que asumimos, la situación de la caja de la provincia es compleja, y no tenemos capacidad de pago para afrontar el pago del vencimiento, independientemente de lo que digan”, subrayó López en respuesta a Hernán Lacunza, su antecesor en el Gobierno de María Eugenia Vidal, quien aseguró la semana pasada que el gobierno de Kicillof sí tiene los recursos para hacer frente a ese compromiso pese a los argumentos oficiales.

El otro caso que se define esta semana es el de Chubut. Al igual que Buenos Aires, la Provincia busca reperfilar un bono, Bocade 2026 (7,75%), por 650 millones de dólares, cuyos intereses por 12,5 millones de dólares vencen este mes –según publica Ámbito-.

Para ello, la administración de Mariano Arcioni deberá contar con la autorización de la Legislatura. Ese trámite se activará este jueves en sesión extraordinaria, sin demasiadas garantías de apoyo político, debido a que el pedido para reperfilar parte de la abultada deuda en divisa que tiene la provincia forma parte de un amplio proyecto de ajuste que incluye un resistido congelamiento de los salarios públicos por 180 días, entre otros ítems.

Buenos Aires y Chubut comparten un mismo patrón inicial en este proceso de negociación por sus deudas en dólares. Ambas recibieron la misma indicación del ministro Martín Guzmán: paguen intereses, difieran capital. ¿Cuál sería la razón? Algunos observadores de esas gestiones coinciden en una única mirada: los casos de estos distritos podrían funcionar como globo de ensayo de la negociación macro que el Gobierno nacional debe encarar con los acreedores de la deuda y el FMI.

Compartí