Extraña postergación del juicio por la obra pública en Santa Cruz

19/02/2019

Extraña postergación del juicio por la obra pública en Santa Cruz

Uno de los jueces del Tribunal, Jorge Tassara, sufrió una crisis cardíaca. Quien debía reemplazarlo dijo que estaba ocupado. La ex presidente Cristina Fernández deberá esperar por el mismo.

El Tribunal Oral Federal número 2 decidió postergar el juicio por la obra pública vial en Santa Cruz cuyo inicio estaba previsto para el 26 de febrero. Iba a ser la primera vez que se vería a Cristina Fernández de Kirchner sentada en el banquillo de los acusados, pero una crisis cardíaca de uno de los jueces, Jorge Tassara, motivó la postergación para el 21 de mayo. El cambio tiene aspectos que llaman la atención: el tribunal no convocó al suplente, Fabián Basso, porque éste les notificó que está en el juicio por encubrimiento en el atentado contra la AMIA. Pero, además, la jugada es conservar a Tassara como titular –aunque haya que esperar– porque el magistrado tiene un origen curioso: compartió la Secretaría Legal y Técnica con Claudio Bonadio bajo la jefatura de Carlos Corach durante el gobierno de Carlos Menem. O sea, no parece aprobar un test de imparcialidad.

El TOF 2 había convocado el inicio del juicio por la obra pública vial en Santa Cruz para el 26 de febrero, es decir dentro de una semana. La fecha fue fijada contra viento y marea, sobre todo porque no está ni siquiera empezada la pericia sobre las obras que, supuestamente, se cobraron y no se terminaron o estuvieron mal hechas o tuvieron sobreprecios. La defensa de CFK, a cargo de Carlos Beraldi, había pedido la postergación, pero el TOF 2 se la negó, como le negó gran parte de los pedidos que presentaron las defensas.

Ahora la postergación fue obligatoria. Tassara tuvo un incidente cardíaco en los últimos días y según cuentan en Comodoro Py deberá someterse a una intervención quirúrgica de by pass. Como es obvio, están contraindicadas las actividades de estrés, por lo que el juez no estará en condiciones de participar de las audiencias por dos meses.

La alternativa lógica era convocar al juez suplente sorteado para este juicio. Se trata de Fabián Basso. Sin embargo el magistrado ya hizo saber que no va a poder estar en el juicio hasta, como mínimo, el fin de marzo, ya que es juez suplente en el juicio por encubrimiento del atentado contra la AMIA. O sea que no podía estar un titular y tampoco un suplente, algo imposible.

Pero la movida de postergar el juicio hasta el 21 de mayo, después de haberse apurado tanto para empezar en febrero, tiene como explicación que el aparato judicial-político-mediático quiere, sí o sí, a Tassara como juez contra CFK. El magistrado es un viejo compañero de Bonadio y parece un voto cantado en un expediente que es “la madre de todas las batallas” para Cambiemos. Se supone que toda la plata que le adjudican a los Kirchner –y que nunca le encontraron– presuntamente salió de manipulaciones de la obra pública, en especial en combinación con Lázaro Báez. Y este juicio trata de eso, pese a que la auditoría fundacional no encontró irregularidades y estableció que la diferencia entre lo pagado y lo realizado era apenas del 0,1 por ciento.

La postergación permitiría avanzar en la pericia que ordenó el tribunal. En total, el ex titular de Vialidad, Javier Iguacel, que gracias a su disparatada denuncia ascendió a ministro de Energía, cuestionaba 51 obras. Sin embargo el TOF 2 sostuvo que era imposible periciar 51 obras, por lo que eligió cinco obras-testigo. Convocados los peritos, señalaron que les resultaba imposible hacer una pericia sobre las cinco obras, por lo que eligieron una sola. El TOF insistió en cinco obras y exigió que el trabajo estuviera terminado en junio. Todo indica que ni siquiera tendrán finalizada en junio la pericia sobre la obra elegida, menos todavía sobre las otras cuatro de esa selección de cinco.

El dato inaudito es que se acusa a CFK de ser jefa de una asociación ilícita cuando las obras se diseñaron, licitaron, adjudicaron y controlaron en Santa Cruz, siendo Néstor Kirchner primero y Cristina Kirchner después presidentes, no gobernadores. Y lo asombroso es que los gobernadores ni siquiera fueron imputados.

Habrá que ver si las audiencias empiezan entonces en mayo. Por ahora, al menos, este show debe esperar.

Compartí
Aparecen en esta nota:
#CFK