Escándalo por enfermera esposada por una policía en una guardia

30/03/2021

Escándalo por enfermera esposada por una policía en una guardia

La trabajadora de la salud denuncia que la oficial le quitó las esposas a un detenido para ponérselas a ella, porque se negó a hacerle una extracción.

Una enfermera que trabaja en la Unidad de Pronta Atención número 5 (UPA), en Longchamps, denunció que fue esposada por una oficial de la Policía Bonaerense por negarse a realizar una extracción de sangre a un detenido porque debía atender una emergencia.

El episodio ocurrió el domingo y quedó registrado por el celular de otra enfermera y por las cámaras de seguridad del lugar. El video se viralizó y la mujer hizo una denuncia oficial en Burzaco.

“Eran 13.35, a las 14 terminaba la guardia. Ya había llegado la sargento Pérez, que viene con un preso esposado y pide que le saquen sangre ya. Mi compañera le dijo que no porque en realidad no somos extraccionistas y legalmente no podemos hacer extracciones”, contó Claudia, la enfermera, en diálogo con TN.

Tras la negativa de su compañera para hacer la extracción, la policía reaccionó con insultos, según el testimonio de Claudia, quien allí apareció en escena.

“Cuando paso me dice ‘te doy la orden para que me saques ya sangre’. Le dije que no podemos sacar sangre y que tenía que ver a un paciente con dolor de pecho que tenía que valorar, era una emergencia. Me dijo ‘no, me sacas ya porque la fiscalía lo ordena’“, siguió en su relato.

Y remató: “Le dije que tengo el sello vencido por el tema de la pandemia, que está todo en trámite y que no le puedo sellar y me iba a atender. ‘Ah, no, a esta me la llevo presa’, escucho que dice”.

Finalmente Claudia pudo ir a atender a su paciente, que presentaba un dolor intenso en el pecho. Pero cuando terminó de verlo comenzó su pesadilla: “Sale el paciente adelante y veo algo azul escondido en el borde del marco y cuando salgo siento que me agarraban como 20 personas, forcejeo y hasta donde me acuerdo llegamos a donde está el video, que es como 20 metros más allá”.

Claudia, la enfermera esposada por negarse a sacarle sangre a un detenido en medio de otra emergencia.

Según la propia enfermera, la oficial la esposó cuando salió del consultorio y le dijo que la iba a llevar presa. Además relató que la policía “pidió un refuerzo femenino porque el masculino que estaba con él” no la podía tocar y como ella estaba esposada de una sola mano no la podía llevar sola.

A todo eso, Claudia contó que “el detenido estaba sentado suelto, al lado del hombre del dolor de pecho”. Según lo que pudo ver la trabajadora de salud en las filmaciones del lugar, la sargento Pérez “le sacó las esposas al preso”, identificado como Francisco Corvalán, para ponérselas a ella.

Ante la difusión de las imágenes, la Policía defendió su accionar al asegurar que la profesional los había recibido “de forma agresiva y se habrían abalanzado sobre la efectiva”. Además, aseguraron que la mujer se había negado a realizar los exámenes de sangre y orina indicados porque reclamaba que la fuerza de seguridad le proveyera el material necesario para las tareas.

La enfermera realizó una denuncia por abuso de autoridad y según contó en diálogo con TN, sabe que a la sargento Pérez “ya la desestimaron de la fuerza”, luego de que interviniera el comisario Gallo, de la central de Burzaco. En el caso interviene la UFI 4 de Lomas de Zamora.

Sin embargo, fuentes policiales citadas por la agencia Télam indicaron que Asuntos Internos de la Policía bonaerense está investigando el accionar de la oficial, pero que hasta el momento “no se ha tomado ningún temperamento” sobre ella.

“El policía que vino después, cuando vio la situación lo único que hizo fue tomarme los datos y pedirme el video del celular. Ahí mismo se lo pasó al comisario de Burzaco, que se fue directamente a escuchar la versión de la policía”, remarcó.

Hilda Granotti, directora del Hospital Méndez de Almirante Brown, a cargo del UPA 5, aseguró que “cuando viene un informe de fiscalía procedemos a lo que nos indican. La policía que se acercó trajo una nota de la policía donde nos exigía que le extrajéramos sangre. Nosotros no hacemos ese tipo de análisis porque los realizan las dependencias policiales en Lanús y Quilmes”.

En el video, que circuló en las últimas horas en redes sociales se ve el momento de mayor tensión, en el que Claudia pide que la suelten para volver a trabajar. “Me shockeó, no sabía lo que estaba pasando. El paciente estaba sentado al lado del preso, que no se fue porque no quiso“, relató la damnificada, al tiempo que contó que sufrió una suba de presión por la situación vivida. Fue evaluada cardiológicamente y emocionalmente en las últimas horas.

“Estamos preparados para urgencias muy grosas, con pacientes alcoholizados y drogados agresivos. A eso estamos acostumbrados, pero a esto no“, cerró.

Compartí
Aparecen en esta nota:
#Policiales