“El tiempo de Hugo Moyano ya pasó”


“Si Hugo Moyano suspendiera la marcha disimularía su derrota dando una muestra tardía, pero muestra al fin de sentido común. Claro esto tiene un problema para Moyano y el peronismo, Mauricio Macri habría ganado sin jugar ni mostrar carta alguna, claro que también se podría decir que no le ganó a nadie”, desliza el autor.

Según publica urgente24.com, es probable que a los 74 años, Hugo Moyano se estrelle contra Hugo Moyano, lo que podría marcar, en un principio de forma muy borrosa, el nacimiento de una nueva era sindical, que puede ser igual, peor o mejor a la conocida.

Es cierto, los cambios de “eras” se advierten en el futuro luego de varios años de ocurridos, incluso cuando por razones biológicas, los protagonistas ya no están en este mundo.

Es probable -lo miden las encuestas- que Hugo Moyano y Kristina Kirchner, tengan similares volúmenes de rechazo en la sociedad y ese rechazo hace que las coaliciones electorales se aglutinen alrededor del espanto; por eso son circunstanciales e inestables aunque, tal como “Cambiemos”, haya ganado tres elecciones seguidas.

Sin embargo hay una diferencia, Cristina tiene un caudal de votos casi propios, ya que es difícil distinguir entre quienes la votan como “Kristinistas” y quienes como “peronistas”, pero Moyano carece de caudal alguno, su presencia no aporta votos.

Por eso, Alberto Fernández considera, con razón que a “Cambiemos” o mejor dicho a “Macri”, solo se lo puede intentar vencer mediante una coalición electoral. Otro ‘partido del balotaje’, tal como lo viene diciendo Ignacio Zuleta; y en esa coalición Cristina aportaría lo suyo y Moyano sería un cero a la izquierda o peor aún, un lastre.

Quizás como parece ocurrir en Inglaterra con el “Brexit” del cual no tengo duda, buscan el modo de dar marcha atrás, probablemente Moyano se de cuenta que, si finalmente concreta la marcha del 21 de febrero, sólo logrará enfrentarse asi mismo sin posibilidad alguna de sumar, ya que aunque ponga en la calle 500.000 personas, cada uno de ellas en el imaginario social sólo fortalecerá al gobierno y a la gente que lo viene votando, poniendo de manifiesto que el “no peronismo” sigue siendo mayoría.

Duran Barba bien podría decir; “la gente quiere que se cambie brutalmente al gremialismo”.

Si, por el contrario, la marcha fracasara, si solo lograra reunir 100.000 o 200.000 personas, la coalición que intenta construir Alberto Fernandez tomaría más color ya que sería el propio peronismo el que decretaría el destierro de Moyano y su familia; y a Macri y su gobierno sólo le quedaría el rol del verdugo o de carcelero que el peronismo podría aprovechar en su beneficio y sin costo alguno.

Personalmente creo que Hugo Moyano es un tipo inteligente e inescrupuloso, por eso sabe que está disputando una “final” y sabe además que no es favorito ni siquiera para quienes podrían considerar aliados “morales”.

Si Moyano suspendiera la marcha disimularía su derrota dando una muestra tardía, pero muestra al fin de sentido común.

Claro esto tiene un problema para Moyano y el peronismo, Mauricio Macri habría ganado sin jugar ni mostrar carta alguna, claro que también se podría decir que no le ganó a nadie.

Por una sencilla razón, el tiempo de Moyano, pasó y no lo supo o no lo pudo aprovechar políticamente.

Moyano sólo tiene poder de daño, pero esta vez aunque parezca paradójico, Moyano se dañará a sí mismo.

Compartí