El preso que recibió una golpiza por otros internos continúa en grave estado

16/02/2019

El preso que recibió una golpiza por otros internos continúa en grave estado

En la semana se habían viralizado videos donde maltrataba a otro condenado, por eso se sospecha que la pelea fue por una venganza.

Sebastián Cárdenas, uno de los detenidos de la Alcaidía policial de Comodoro Rivadavia que fue brutalmente golpeado en una pelea de presos, continúa internado en terapia intensiva en el Hospital Regional. En esa pelea también resultaron heridos los internos Facundo Torres, y Matías y Ángel Romero, pero fueron dados de alta a las pocas horas.

Todos ellos habían recibido puntazos en distintas partes del cuerpo y múltiples escoriaciones y golpes, mientras que Cárdenas además sufrió un fuerte golpe en su cabeza.

Entre las hipótesis del origen de esta pelea es la venganza por los golpes a los que era sometido Diego Leviñanco, un detenido que en la semana fue víctima de abusos carcelarios, principalmente golpes por parte de Cárdenas y Torres. Las humillaciones a las que era sometido eran filmadas, videos que fueron viralizados y son parte de una investigación interna en la policía.

Un grupo se habría revelado contra Cárdenas y Torres, lo que fue incrementando la violencia y terminando la brutal pelea que terminó con los presos herido, aunque con quien “hubo mucho ensañamiento” fue Cárdenas, aseguró el comisario Fabián Millatruz, jefe de la Alcaidía policial.

Cárdenas sufrió una fractura en el tabique y graves traumatismos craneales que derivaron en un hematoma subdural -confirmó el diario El Patagónico-, es decir un sangrado en la región cerebral que comprime el tejido cerebral. Es por eso que los médicos evaluaba practicarle una intervención quirúrgica para descomprimir un hematoma subdural que tiene en la cabeza como consecuencia de las patadas que le propinaron.

Cárdenas fue condenado en 2016 a ocho años de cárcel por el homicidio de Lucas “Chino” Díaz, asesinado de una puñalada en el tórax durante la madrugada del 26 de octubre de 2015 en el bar “Los Troncos” del barrio Jorge Newbery.

Compartí