El barril de petróleo de Vaca Muerta perderá 15 dólares

14/08/2019

El barril de petróleo de Vaca Muerta perderá 15 dólares

El Gobierno Nacional anunció el congelamiento de las naftas por 90 días. Para ello dejará el Brent en 59 dólares a un tipo de cambio de 45,19 pesos.

Fuentes del Gobierno Nacional confirmaron que se congelará por el mismo período el precio del crudo, que será el que cada refinería tenía vigente con su proveedor hasta el viernes.

Además las principales variables que definen el precio de las naftas y gasoil – el precio del crudo y el tipo de cambio- se fijarán a la cotización que tuvieron el viernes pasado, antes de la brusca devaluación post PASO.

El dólar quedará en 45,19 pesos y el barril de petróleo Brent a 59 dólares. La decisión tendrá impacto directo en las inversiones en las inversiones en Vaca Muerta, que este año se concentraron en la venta de shale oil por la caída de los precios internos del gas y la falta de demanda en los meses más cálidos.

Con el congelamiento, el precio del barril de petróleo en la Argentina quedará casi 15 dólares por debajo del internacional. La medida es analizada por estas horas por las empresas, pero cayó como una bomba y aún no se dimensiona la magnitud de las consecuencias que tendrá en la actividad del upstream.

Las petroleras más afectadas serán las que no están integradas, es decir las que no están el negocio de la refinación y sólo venden crudo en el mercado interno –según publica Patagonia Shale-.

Ya había retraso

Antes de las elecciones, las empresas tenían pensado incrementar los combustibles, porque aún no había cubierto el desfase entre los precios en los surtidores y el movimiento del dólar del último mes. Según fuentes de la industria, el retraso rondaba entre el 10 y el 11 por ciento.

Ahora, el Gobierno decidió intervenir el mercado, que en teoría había sido liberado por el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, para intentar contener la escalada inflacionaria que se desatará tras la disparada actual de la moneda estadounidense.

El gran interrogante que se abre es cómo se efectuará la aplicación de la medida. ¿Cómo explica una petrolera a sus inversores que absorberá el impacto de la brusca devaluación durante 90 días? Fuentes consultadas indicaron que una de las opciones que tiene el gobierno es acudir a la aplicación de la Ley de Abastecimiento, para que las empresas se vean obligadas a cumplir con el congelamiento en los surtidores.

Compartí