El aumento del petróleo le mete presión a los precios esenciales

24/04/2019

El aumento del petróleo le mete presión a los precios esenciales

Con el Brent a 74 dólares, las petroleras descuentan una nueva suba para mayo similar a la de abril del 4,5%, que coincidirá con el lanzamiento del nuevo programa del gobierno para contener la inflación. Indefinición social. El gasoil mayorista ya se paga un 8% más caro que el minorista e incide en la estructura de costos del agro y empresas alimenticias.

La escalada del precio del petróleo podría complicar la implementación del programa de productos esenciales que lanzó el gobierno para intentar frenar la inación de la canasta básica de alimentos. Al mismo tiempo que la Casa Rosada intenta controlar la disparada de los precios, el Brent —la referencia internacional de Europa— aumentó un 15% desde el 15 de febrero a la fecha. Sólo esta semana, el barril creció un 5% y trepó por encima de los 74 dólares.

La suba le mete presión al importe de los combustibles en el mercado interno. ¿Qué debería hacer el gobierno? En un mercado libre como el que defiende el presidente Mauricio Macri, el aumento del crudo —sumado también al nuevo rebote del tipo de cambio— debería desembocar en una actualización del precio de las naftas y gasoil hacia fines de la próxima semana, cuando cambie el mes.

Las petroleras advierten que los precios en surtidores deberían saltar un 10% por la suba del petróleo. Eso es, al menos, lo que pretenden las productoras locales no integradas, como Sinopec, Pluspetrol, Vista Oil&Gas, Capsa y Chevron, entre otras.

“En enero, cuando el Brent cayó por debajo de los 58 dólares, las renadoras (Shell, Axion, Tragura y Puma) nos pagaron hasta 52 dólares (el precio internacional menos descuentos de calidad y transporte y retenciones) por el petróleo.

En ese momento, les propusimos nos bajar tanto el precio interno del barril, pagar un poco más para cubrirnos frente a una eventual suba. Pero no, las refinadoras optaron por bajar todo lo posible el precio del petróleo y pagarnos export parity”, explicó a EconoJournal el gerente comercial de una petrolera. “Sería bueno que respeten ese mismo planteo y nos reconozcan el precio de paridad exportación”, agregó el ejecutivo, que aún no definió el precio de venta del petróleo para el mes de abril (entregó el crudo, pero sin facturar).

Falta de definiciones
Desde la Secretaría de Energía, que dirige Gustavo Lopetegui, explican que no cuentan con herramientas legales para intervenir sobre el mercado de combustibles, que por Ley es libre. Lo que sí pueden hacer, de manera informal, es incidir sobre la estrategia de pricing de YPF, la petrolera controlada por el Estado, que abastece casi un 60% del mercado de combustibles. Eso fue lo que sucedió a principios de abril y también durante el segundo cuatrimestre del año, cuando el dólar saltó de 20 a 40 pesos y distorsionó todos los precios relativos del sector energético.

Compartí