El 71% de los niños se sienten tristes, desanimados y aburridos por la cuarentena y falta de clases

22/11/2020

El 71% de los niños se sienten tristes, desanimados y aburridos por la cuarentena y falta de clases

Tras 8 meses sin clases presenciales el impacto negativo de la cuarentena se manifiesta en la gran mayoría de los niños, niñas y adolescentes. Lo reveló un estudio de la Sociedad Argentina de Pediatría, que arrojó que el 96% de los encuestados extraña su vida antes de la pandemia y el crucial rol que cumplía la escuela en sus relaciones sociales.

La vida activa de los más chicos se vio repentinamente interrumpida por la cuarentena decretada tras la llegada del virus Sars-Cov-2 al país, que tiene a más de 1.350.000 infectados en el país y casi 37.000 muertes.

La cuarentena decretada en marzo detuvo las actividades presenciales de los niños, niñas y adolescentes, tanto a nivel académico, como recreativo y deportivo. Habían transcurrido 20 días de dicho mes cuando inició el aislamiento social, que es cuando habitualmente comienzan las clases en Chubut. Sin embargo, para muchos no habían siquiera empezado debido al paro docente por la falta de pago a los trabajadores estatales. Es decir, hay estudiantes que llevan más de un año calendario sin clases.

Ante este panorama, la Sociedad Argentina de Pediatría realizó una encuesta a niños, niñas y adolescentes (NNA) argentinos sobre sus percepciones, sentimientos, emociones y deseos frente a la cuarentena por el Covid-19, arrojando resultados que preocupan a los padres y miembros de la asociación de pediatría.

Los resultados arrojaron que el 96% de ellos extraña algo de su vida pre pandemia, y se destaca que en el grupo de los más pequeños, de 6 a 9 años, en su mayoría extrañan la rutina escolar, donde tenían contacto con sus amigos/as al ser uno de los únicos lugares que frecuentaban.

Imagen

La suspensión de clases presenciales se llevó consigo casi el 25% de las horas del día ocupadas que tenían los más chicos, donde además de aprender se relacionaban con sus pares formando nuevos vínculos y aprendiendo a integrarse en una sociedad. Asimismo, entre los y las encuestadas manifestaron enojo con las actividades virtuales.

Es por esto que no sorprende que un 71% de los encuestados de nivel inicial y primario manifiesten sentirse tristes, además de sentirse desanimados y aburridos, según los resultados de dicha encuesta.

Imagen

Entre lo que más extrañan, fue mayormente nombrado las actividades al aire libre, de esparcimiento y deportes; los vínculos emocionales que proporcionaba la rutina escolar; la libertad; los abrazos, los besos; juntarse con amigos, ir al club y salidas juntos.

Las conclusiones arrojadas por la encuesta realizada por la Sociedad Argentina de Pediatría, reflejan que “los más afectados fueron los niños y sus derechos, sienten que no se les permitió ser niños; as clases online no han sido en general bien recibidas por nna, a pesar del trabajo y esfuerzo docente; son nativos digitales pero extrañan el contacto con sus pares; niños y adolescentes sintieron tristeza, angustia, ansiedad e insomnio”.

Imagen
Compartí