Apasionante duelo K en Chubut

12/03/2012

Apasionante duelo K en Chubut

En la editorial política publicada en el diario El Patagónico se pone en valor a dos actores excluyentes que se roban la atención en el escenario político de la provincia. La presidenta pidió máxima madurez político a los dirigentes de Chubut para construir consensos que garanticen la gobernabilidad. El límite sigue siendo el dasnevismo.

El ministro de Agricultura de la Nación, Norberto Yauhar, debió retroceder en el juego de intereses en que estaba inmerso el conglomerado político-económico de Valle que apuesta a la desestabilización en Chubut. Desde sus usinas mediáticas mostró en una operación impecable su oficio para instalar una candidatura a senador en el 2015, para él mismo echar por tierra cualquier posibilidad de ser candidato en la provincia.

Está claro que el ministro opera hábilmente en los despachos más politizadosa de Balcarse 50. Sin embargo, la semana pasada debió sucumbir ante el influyente secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, quien no cedió a las maniobras del agroministro para que el senador Marcelo Guinle no integrara la comitiva del Tango 03 que trajo a la ministra de Producción, Débora Giorgi, a Comodoro Rivadavia.

Yahuar se ha esforzando al máximo para mostrar su distanciamiento con el gobierno provincial y condicionar al gobernador, donde no le importa que la provincia se haya reinsertado en el gobierno nacional cambiando el rumbo ideológico y levantando las banderas del proyecto nacional. Parece que solamente está empecinado en discutir el poder real con Martín Buzzi.

Hasta llegó a “inmolar” al diputado provincial Exequiel Villagra  -uno de sus laderos preferidos- para que desgastara la figura del gobernador desde la Legislatura, lo que derivó en un papelón del “yauharista” que terminó pidiendo disculpas y reconociendo su ignorancia tras el fuerte embate que sufrió desde el sector petrolero.

El ex ministro coordinador de Gabinete se ha alejado también de los referentes del FPV como Carlos Eliceche y Rafael Williams y ha privilegiado iniciar conversaciones con el ex gobernador Mario Das Neves.

La relación entre Yahuar y Eliceche se resquebrajó cuando el primero le prometió al actual diputado nacional la Subsecretaría de Pesca de la Nación cuando ya la tenía “negociada” con el marplatense Miguel Bustamante.

Es vox populi la “guerra fría” que mantiene con el intendente de Comodoro Néstor Di Pierro, puesto que nunca terminaron de “saldar” las deudas que tenían cuando ambos dirigentes militaban en el dasnevismo. El dirigente valletano claramente tiene más sintonía con el intendente de Trelew, Máximo Pérez Catán, que con su compañero del FPV.

Mientras el gobernador sepultó al extinto Modelo Chubut en su discurso en inicio de sesiones de la Legislatura, el ex ministro coordinador de Gabinete salió a pedir insólitamente una reivindicación del mismo. ¿A qué juega Norberto Yauhar?; ¿Por qué confronta con Buzzi y no con Das Neves?

El campo de batalla entre Buzzi y Yauhar será el municipio de Rawson, puesto que el ministro está decidido a “voltear” a la intendenta Rossana Artero y el gobernador deberá sostenerla desde la gobernabilidad.

La solidez política del gobernador en el escenario nacional y el acceso directo al principal despacho de la Casa Rosada irritan sobremanera al agroministro.

El gobernador ha decidido no confrontar con el ministro de Agricultura en la arena política. Así, pues, apostó a cambiar el peligroso rumbo mediático que estaba tomando la interna en la provincia y asistió a un encuentro con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en el que abordo la realidad del justicialismo y los movimientos pendulares del funcionario nacional.

“La Presidenta no solo que coincide, sino que alienta la mayor unidad entre todos los sectores del justicialismo que formamos parte del actual proyecto nacional. Estoy seguro de que esto permitirá clarificar dónde está parado cada uno y dejar en claro que en la provincia la oposición la ejercen quienes, sin haber realizado todavía ninguna autocrítica de su alianza con Duhalde, ahora se encaminan sumarse al proyecto de oposición se intenta armar con Macri a la cabeza”, disparó el propio Buzzi en clara alusión al ex gobernador.

“Es verdad que Cristina nunca dijo que el FPV apoye a Buzzi”
, dijo una fuente calificada de la Casa Rosada y agregó que “la Presidenta tampoco avala las operaciones de Yauhar en Chubut”.

La Presidenta tiene la concepción de que las internas de cada provincia las resuelven sus dirigentes y ella no piensa intervenir.

Una vez que Buzzi dejó el despacho de la Presidenta inmediatamente fueron convocados Norberto Yauhar y Carlos Eliceche, para acatar el pedido puntual de armar una mesa de consenso donde estén todos los sectores del peronismo y que trabajen fuertemente en un respaldo institucional al Gobierno de la provincia, pero fortaleciendo también el proyecto político del FpV.

Quienes accedieron a los protagonistas de la charla con la Presidenta coincidieron en que fue determinante en un solo aspecto: “Pueden discutir todo, menos la reincorporación del dasnevismo”.

Tras el encuentro con la Presidenta las declaraciones de Yauhar confundieron al entorno “buzzista” que pensaba que iba retroceder en sus embates. Fue solo un espejismo, puesto que volvió arremeter este fin de semana durante un encuentro de militantes del Frente para la Victoria en Trelew: “no queremos que Buzzi se caiga, pero no nos vamos a callar la boca. No somos todos lo mismo y vamos a marcar los errores”.

Si uno decodifica el discurso, lo que dice claramente es que van apoyar desde lo institucional la gestión provincial. Pero va seguir marcando a rajatabla los límites desde lo político.

Resulta llamativa la ausencia del vicegobernador, Gustavo Mac Karthy, en medio de tanta pirotecnia política que no haya salido a respaldar la gestión provincial. “Gustavo solamente ejerció el doble comando en la distribución de cargos; después los “mackarthystas” brillan por su ausencia cuando hay que bancar a Buzzi”, relató un buzzista de paladar negro.

Una vez superada la disputa con YPF, los máximos referentes del peronismo acudirán a una cumbre convocada por el gobernador, donde se librará una batalla por la disputa de espacios de poder que terminará definiendo quién es el abanderado K en la provincia.

Compartí