Diez películas para levantar el ánimo, según expertos en psicología y neurociencia

01/09/2021

Diez películas para levantar el ánimo, según expertos en psicología y neurociencia

Desde la ansiedad vinculada con la transmisión del virus, el impacto psicológico de los confinamientos y del autoaislamiento, las consecuencias vinculadas al desempleo, las dificultades financieras hasta a la exclusión social, todo el mundo se vio afectado de una manera u otra por la pandemia del nuevo coronavirus. Las emociones están más presentes que nunca en nuestras vidas, porque esta situación nos hace vivirlas de manera más intensa y a veces, nos cuesta comprenderlas.

Aun así,parael prestigioso pensador y neurocientista argentino Facundo Manes, “el bienestar se construye y en ese sentido podemos formular algunas recomendaciones que nos ayuden a sobrellevar el impacto de la pandemia de la mejor manera posible”. “Experimentar y aceptar emociones negativas es parte de nuestra salud mental, significa que estamos conectados con lo que está pasando. Reconocer la complejidad de la vida puede ser un camino especialmente fructífero hacia el bienestar psicológico. Cada individuo podrá ser más flexible ante la adversidad y gestionar mejor las dificultades”, expuso el especialista en una entrevista exclusiva con Infobae.

En este sentido, el cine cumple su rol como estabilizador de ánimo natural a la perfección: nos hace reflexionar, llorar de risa y hay algunas películas que son infalibles para “levantar” y encarar la vida con optimismo. A menudo, los críticos de cine suelen descartar estas películas por ser sentimentales y sin mérito intelectual. Pero su popularidad entre el público, que los busca precisamente por sus cualidades de “sentirse bien”, cuenta una historia más favorable.

En este contexto y en diálogo con Infobae, el psicoanalista y médico psiquiatra José Abadi (M.N. 44.946), afirmó: “Convertir todo lo que aprendimos en esta pandemia en sabiduría y plasmar toda la experiencia adquirida de un modo que podamos construir variables mejores, aparece como un gran reto. No cabe duda que la pandemia fue y es dramática. Pero al mismo tiempo, es la oportunidad de maduración y crecimiento”.

Ahora, por primera vez, este popular género cinematográfico ha sido examinado científicamente. ¿Qué es exactamente una “película para sentirse bien”? Un estudio de 2021 realizado por el Instituto Max Planck de Estética Empírica encontró similitudes entre películas que 450 participantes clasificaron como edificantes, comoLove Actually y Pretty Woman. Según el estudio, las películas para “sentirse bien” presentan humor y un elemento de ligereza, y no tienen giros en la trama molestos. También tienen personajes principales similares: “Forasteros en busca del amor verdadero, que tienen que demostrar su valía y luchar contra circunstancias adversas, y que finalmente encuentran su papel en la comunidad”, dijo Keyvan Sarkhosh, autor principal de la investigación.

Si hablamos de películas que han conseguido arrancarnos más de una sonrisa, a priori nos vienen unas cuantas a la cabeza. Desde comedias que llegaron a la cartelera como un rayo de esperanza (Notting Hill, Love Actually, Perfectos desconocidos, Mamma Mía), pasando por todos los géneros (Intocable, Noche y día, La princesa prometida). Pero más allá de las típicas, existen clásicos que pasaron desapercibidos. Todas estas películas tienen un mensaje de fondo muy claro: nos llevan a reflexionar sobre nuestra historia, empatizar con escenarios atípicos y entender que la vida de vez en cuando nos pone en situaciones complejas. Digamos que son manuales muy útiles para ser más feliz.

Diez películas imprescindibles para pasar un buen rato, animarnos y ayudarnos a ser más felices

1. Amélie (2001)

Si esto no levanta tu ánimo, entonces estás más allá de toda esperanza. Es todo lo que se busca en una “película para sentirse bien”. Amélie, encantadoramente excéntrica, ayuda en secreto a personas que viven vidas infelices, pero que no pueden reunir el valor para solucionar sus propios problemas, hasta que el amor la obliga a hacerlo. Parece un sueño, la creatividad de Jean Pierre Jeunet es ilimitada y Audrey Tautou hace un trabajo adorable en el papel principal. Todo en esta película es una alegría. Incluso podría curar el malestar de estos últimos años.

2. Hechizo del tiempo (1993)

Bill Murray es el cínico reportero del tiempo que se queda atascado viviendo el mismo día una y otra vez, hasta que finalmente aprende a disfrutar de las pequeñas cosas y deja de buscar razones para sentirse infeliz. Tiene un ingenio ácido, pero un corazón grande, sensiblero y optimista.

3. Paddington 2 (2017)

“Si somos amables y educados, el mundo tendrá razón”. Todo en Paddington 2 irradia positividad: es una película que abunda en puro placer. Incluso el encantador villano de Hugh Grant, Phoenix Buchanan, es gloriosamente entretenido. Con sus imágenes perfectas en colores pastel, su encantadora evocación del Londres de un libro ilustrado y su trama de bajo riesgo y alta emoción, la película de Paul King es la cura para casi cualquier dolencia.

4. Cantando bajo la lluvia (1952)

Gene Kelly bailará todas tus preocupaciones mientras va chapoteando por la calle, mareado de amor por Debbie Reynolds. Es una audaz oleada de entusiasmo desvergonzado de colores primarios. Aquí no hay lugar para la miseria. No hay oportunidad para que tus preocupaciones diarias se filtren. Durante 103 minutos te lo pasarás en grande y no tendrás otra opción al respecto.

5. Qué bello es vivir (1946)

Algunos dirían que el clásico navideño de Frank Capra no es en su mayoría una “película para sentirse bien”, dado que gran parte de ella trata sobre un hombre que quiere suicidarse porque se ha fastidiado la mayor parte de su vida. Sin embargo, se trata de esos momentos finales, la carrera por la ciudad nevada para llegar a la familia que lo ama.

6. La princesa prometida (1987)

La película comienza con un niño al que su adorado abuelo le lee una historia. Ese encuadre automáticamente lo hace reconfortante, enviándote a tiempos en los que alguien te contaba historias de cosas mágicas lejanas. Luego, por supuesto, la historia que cuenta es un giro enormemente divertido y profundamente extraño en los cuentos de hadas tradicionales.

7. Mi vecino Totoro (1988)

La hermosa oda de Ghibli a la inocencia infantil y la majestuosidad de la naturaleza está llena de imágenes para calmar tu mente agotada y aliviar tu alma rebelde. Disfrutar de la vieja y chirriante casa a la que se mudan las jóvenes Satsuki y Mei durante el verano con su padre, de la magnífica música de Joe Hisaishi y del cálido resplandor de los espíritus del bosque, son las únicas consignas a la hora de aventurarse en esta película que marcó a Japón y a todo el mundo.

8. Cuando Harry conoció a Sally (1989)

Esta es la comedia romántica perfecta. Como dos amigos que se pelean para enamorarse, Meg Ryan y Billy Crystal son adorables sin esfuerzo. El guión de Nora Ephron está lleno de momentos ingeniosos y bellamente observados, y nada supera esa confrontación final en la víspera de Año Nuevo.

9. Sing Street (2016)

Un chico con una vida hogareña rebelde, sin amigos en la escuela y con ganas de impresionar a una chica mayor forma su propia banda, inspirada en los grupos más grandes de los 80. Canciones memorables, actuaciones ganadoras de un elenco desconocido y una creencia implacable de que las cosas saldrán bien al final hacen de esto un delicioso mejorador de humor.

10. Un experto en diversión (1986)

Ferris Bueller es pura satisfacción de deseos. Es la fantasía que todos hemos tenido de dejar la escuela o el trabajo y pasar un día viviendo la vida al máximo. Nadie escribió adolescentes como John Hughes y Ferris era su obra maestra, un pequeño mendigo arrogante que, sin embargo, era seductor y simpático, el chico popular seguro de sí mismo que a todos nos gustaría ser.

Fuente: infobae.com

Compartí