Denunció que le dieron una paliza y le fracturaron una costilla en una comisaría

06/05/2020

Denunció que le dieron una paliza y le fracturaron una costilla en una comisaría

El hombre había incumplido con la cuarentena y una vez que fue trasladado a la dependencia policial fue golpeado brutalmente registrando una fractura de costilla y una lesión en la cabeza, relató. Ayer denunció en fiscalía el hecho de abuso policial.

Ayer un hombre de 34 años -C.O.- se hizo presente en la sede local del Ministerio Público Fiscal para denunciar un nuevo caso de presunto abuso policial al que aseguró fue sometido. De acuerdo con su relato el pasado viernes concurrió a una reunión familiar en el barrio Cordón Forestal, retornando el sábado cerca de las 2 de la madrugada a bordo de un rodado conducido por un amigo y otros dos ocupantes.

Al llegar a la intersección de avenida Polonia y calle Mahuida del barrio San Cayetano, fueron interceptados por un móvil policial, sin embargo el conductor se asustó y decidió escapar. “Yo sabía que estaba en falta porque trabajo en la Agencia Provincial de Seguridad Vial, por eso cuando mi amigo y las otras personas detuvieron la marcha para ingresar a una casa yo me quedé en el auto porque no me iba a dar a la fuga ni nada” explicó C.O. a Crónica, y planteó que “en ningún momento me quise ir pero cuando me detuvieron, me subieron al móvil y cuando estaba agachado con una pistola me golpearon en la cabeza. Después me llevaron a la comisaría y me llevaron a la parte de la cocina, apenas entro me sacan la campera y empiezan a golpearme con patadas y piñas, diciéndome que no los mire”.

El hombre relató que les indicó dónde trabajaba y recién allí dejaron de agredirlo; “luego de unas horas cuando me retiro firmo todo en disconformidad porque no está bien la golpiza que me dieron. Está bien, incumplí la cuarentena, pero no hay motivo para agredirme físicamente. Incluso cuando me llevaron a mi casa me decían que no me convenía hacer la denuncia” explicó.

Luego de llegar a su domicilio, pocas horas después C.O. tuvo que concurrir al Hospital Regional por lo acontecido; “fui porque no aguantaba más el dolor, igual les dije a ellos cuando estaba detenido que no podía respirar, me dolía mucho donde me pegaron” narró, y posteriormente tras ser revisado se constató que presentaba una fractura en la novena costilla izquierda y un fuerte golpe en la cabeza.

“Hice la denuncia con el funcionario Oribones y mañana (por hoy) me tiene que ver el médico forense para constatar lo que digo, que en realidad está en los certificados médicos y radiografías” concluyó.

Fuente: Crónica

Compartí