Deja de emitirse el billete de 500 euros: dónde cambiarlo en la Argentina

07/01/2019

Deja de emitirse el billete de 500 euros: dónde cambiarlo en la Argentina

La alta denominación del billete la ganó una mala reputación y hasta llegó a llamársele “el billete Bin Laden”. Los detalles de la medida.

Los bancos centrales de la zona euro cesarán este mes de enero, como estaba previsto, de emitir billetes de 500 euros, que las autoridades consideran que facilitan las actividades ilegales, aunque Alemania y Austria contarán con un plazo extra.

“A partir del 27 de enero de 2019, 17 de los 19 bancos centrales nacionales de la zona euro no emitirán más billetes de 500 euros”, indicó el Banco Central Europeo (BCE) en su página web.

Para garantizar “una transición armoniosa y por razones logísticas”, el Banco Federal de Alemania y el Banco Nacional de Austria continuarán sin embargo emitiendo estos billetes hasta el 26 de abril incluido, precisó la institución monetaria europea.

El BCE decidió en mayo de 2016 dejar de producirlos y programó el final de su emisión hacia finales de 2018.

La institución monetaria explicó que tenía en cuenta las “inquietudes sobre el hecho de que este billete pueda facilitar las actividades ilícitas”. Su mala reputación le valió incluso la calificación de “billetes Bin Laden”.

La decisión no obstante fue muy criticada en algunos países, y en particular en Alemania donde la población sigue apegada al uso de monedas y billetes.

Estos billetes de color púrpura actualmente en circulación seguirán siendo “legales y podrán por consiguiente ser utilizados como medio de pago”, preció el BCE. Además, mantendrán de manera permanente su valor y podrán cambiarse en los bancos centrales de la zona euro sin límite de tiempo.

Los billetes de 500 euros representan actualmente apenas el 2,4% del número de billetes de euros en circulación, pero un poco más del 20% de su valor acumulado, es decir, alrededor de 261.000 millones de euros, según las últimas estadísticas del BCE. En total, cerca de 521 millones de billetes de este tipo estaban en circulación en noviembre.

En la práctica, los últimos fueron fabricados en 2014. Desde entonces, la demanda ha sido cubierta por los billetes en circulación y en reserva.

En la Argentina, 500 euros equivalen a, aproximadamente, 21.500 pesos argentinos. Los billetes pueden cambiarse normalmente en bancos y casas de cambio mientras se mantenga su vigencia legal.

Las grandes fechas del euro desde su nacimiento, hace 20 años

Estas son las grandes fechas del euro, lanzado hace 20 años, como divisa escritural en primer lugar, hasta la llegada de las monedas físicas y los billetes, en 2002.

Tasa de conversión

El 31 de diciembre de 1998, la víspera del lanzamiento del euro, previsto por el tratado de Maastricht, se anunciaron en Bruselas las tasas de conversión definitivas: 166,386 pesetas; 1,95583 marcos; 6,55957 francos o 1.936,27 liras por un euro.

Decenas de miles de personas se movilizaron en bancos y bolsas europeas para que todo fuera operativo a la reapertura de los mercados, el 4 de enero, así como en las tiendas, para marcar los precios en ambas divisas.

Moneda oficial

El 1 de enero de 1999, el euro se convierte en moneda oficial en once países de los quince que conformaban la Unión Europea: Finlandia, Alemania, Francia, Italia, España, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Austria, Portugal e Irlanda (291 millones de habitantes en total).

Puede utilizarse para operaciones bancarias desmaterializadas, pagos por cheque, cheques de viaje o tarjetas bancarias.

El euro, que empezó con una cotización de 1,1789 dólares, se estrenó en las principales plazas financieras el 4 de enero. Pero el 27 de ese mes, cayó por debajo de un dólar y a finales de octubre tocó su valor mínimo histórico (0,8230 dólares).

El 1 de enero de 2001, Grecia se incorpora a la eurozona.

Monedas y Billetes

El 1 de enero de 2002, el euro se convierte en “un pequeño trozo de Europa en nuestras manos”, según el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi.

Se introdujeron alrededor de 15.000 millones de billetes y más de 50.000 millones de monedas, trastocando la vida diaria de 304 millones de europeos. Mientras trataban de acostumbrarse, muchos echaron mano de las calculadoras conversoras para comprobar las cantidades.

Los billetes, con imágenes de puentes y ventanas, no llevan ningún símbolo nacional, al contrario que las monedas, con la efigie del rey o de Cervantes acuñada en España o la de Mozart en Austria.

Empieza un periodo de doble circulación, con una retirada progresiva de las divisas nacionales hasta el 1 de marzo de 2002.

El 15 de julio, el euro recupera la paridad con el dólar.

Nuevos países

En 2002, Suecia decide no integrar la eurozona, como habían hecho antes Dinamarca y Reino Unido.

Nuevos miembros de la UE sí que eligen unirse: Eslovenia (2007), Chipre y Malta (2008), Eslovaquia (2009), Estonia (2011), Letonia (2014) y Lituania (2015).

Crisis de la deuda

El 15 de julio de 2008, el euro se dispara a 1,6038 dólares, su máximo histórico, frente a un dólar hundido por la crisis de las “subprime”. La zona euro entra en noviembre en una recesión que dura un año.

En 2010, la UE se enfrenta a la crisis de la deuda. En mayo, la zona euro y el FMI rescatan a Grecia con 110.000 millones de euros de ayudas, en contrapartida a un severo plan de austeridad. En junio, el euro cae por debajo de 1,20 dólares.

En noviembre, Irlanda, cuyos bancos están acuciados por las deudas, obtiene un plan de salvamento de 85.000 millones de euros.

En 2011, Portugal obtiene una ayuda de 78.000 millones de euros.

Draghi salva al euro

El 25 de julio de 2012, el tipo de interés a largo plazo español se dispara por encima del 7,6%, lo que hace temer que la zona euro estalle. El 26, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, declara que la institución está “dispuesta a hacer todo lo necesario para preservar el euro”, tranquilizando a los mercados.

En agosto, el BCE compra por 22.000 millones de euros bonos europeos en una semana para apoyar a Italia y España.

En octubre, el Eurogrupo acepta eliminar parte de la deuda griega, una medida combinada con nuevos préstamos.

Volatilidad, “Grexit” evitado

En mayo de 2014, la moneda común europea roza 1,40 dólares, un “euro fuerte” que lastra las exportaciones. Diez meses después, se acerca a 1,05 dólares, un desplome principalmente vinculado con las compras de activos por el BCE para apoyar la economía.

En julio de 2015, se cierra un tercer programa de ayudas para Grecia, para evitar in extremis un “Grexit”, o salida del país de la unión monetaria.

Fin de los billetes ‘Bin Laden’

En 2016, el BCE decide de suspender a finales de 2018 la producción de billetes de 500 euros, apodados “Bin Laden”, acusados de hacerle el juego a los traficantes: un millón de euros en billetes de 500 euros solo pesa 2,2 kg. En 2013, el BCE empezó a emitir nuevos billetes para sustituir a los de 2002.

Compartí
Aparecen en esta nota:
#Divisas