Con las altas temperaturas, vuelven a aparecer los alacranes: cómo prevenir picaduras y cuidar a los más chicos

10/12/2019

Con las altas temperaturas, vuelven a aparecer los alacranes: cómo prevenir picaduras y cuidar a los más chicos

Como en cada verano, la aparición de estos visitantes indeseados pone en alerta a las familias comodorenses, sobre todo a aquellas que viven cerca de los cerros. Eliminar la suciedad y escombros donde se puedan apostar estos insectos es la clave para prevenir casos de picaduras.

A días del verano ya se empiezan a reportar las primeras apariciones de alacranes en Comodoro. Dichos insectos aterrorizan a quienes se los crucen por su apariencia y la creencia de que todos son venenosos y su picadura puede llegar a ser mortal.

Lejos está eso de la realidad en nuestra región, ya que desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, particularmente del Grupo de Ecología de Poblaciones de Insectos, aseguran que no existen especies venenosas de estos insectos en la Patagonia.

Aunque su picadura no sea mortal, es sumamente dolorosa y se debe concurrir a un hospital lo más rápido posible para que el personal médico examine la picadura y defina qué acciones tomar al respecto.

Para prevenir esto, existe una serie de recomendaciones que se repiten cada verano para prevenir los casos de picaduras de estos animales.

Primero y principal, se recomienda eliminar escombros o suciedad presente en los patios o casas donde los alacranes pueden llegar a esconderse, y al desarrollar tareas de limpieza en lugares donde pueden llegar a haber estos insectos, realizarlo con guantes y botas de goma que cubran la mayor superficie posible de las extremidades.

Por la noche, los alacranes pueden buscar refugio dentro de las viviendas, por lo que se recomienda sellar sectores de la vivienda por donde puedan introducirse estos animales, ya sea poniendo burletes o rejillas que impidan el paso de dichos insectos.

Se considera de suma importancia sacudir sabanas y frazadas de la cama antes de acostarse, así como también revisar medias, calzados y cualquier prenda que haya estado en contacto con el suelo, para constatar que no haya presencia del animal en los objetos.

Debe prestarse suma atención a los menores que circulan solos por la vivienda y el patio, ya que al no conocer estos animales pueden entrar en contacto fácilmente.

Las medidas deben extremarse en caso de vivir cerca de un cerro o al pie del mismo, ya que al estar cerca de matas o arbustos la posibilidad de la presencia de alacranes se multiplica.

En caso de sufrir una picadura de este insecto debe acudir lo más pronto posible al hospital más cercano para que el equipo médico examine la herida y tome medidas al respecto. Además, se recomienda llevar consigo al alacrán que haya realizado la picadura, para conocer en detalle el espécimen que haya agredido a la persona y así poder realizar un tratamiento más certero.

Compartí