Comodoro: La ciudad de la Furia

19/08/2019

Comodoro: La ciudad de la Furia

La Provincia del Chubut está virtualmente paralizada, en todas sus actividades del Estado salvo la Policía. Hay paro en la Justicia, la salud, la Educación y la administración central. La cadena de pagos está rota desde hace tres semanas, generando una situación constante de huelga y cortes de Ruta. El Gobierno busca circunscribir un conflicto que no hace más que escalar.

Como el Estado no funciona, no paga ni recauda. Los que cobran, además, lo hacen sin los aumentos pactados en paritarias ni cláusula gatillo. Y entonces protestan. Agosto es hasta ahora uno de los meses más complicados para la Provincia. Luego de que el Gobierno anunciara el pago escalonado para los trabajadores estatales, los docentes nucleados en ATECh decidieron cortar las Rutas 3 y 26 y 3 y 39, suspendiendo la circulación de las camionetas de empresas petroleras que trasladan trabajadores a los yacimientos –según publica Diario El Chubut-.

Así, los yacimientos fueron nuevamente el blanco de protestas de un sector gremial que nada tiene que ver con la actividad hidrocarburífera.

Lo que se debe poner en evaluación es estos casos es que el daño que se produce cortando una ruta es mayor. Si se afecta la producción el mes que viene todos los trabajadores estatales estarán en peores condiciones. Con esta modalidad solo se logra perjudican al único sector productivo que hoy está funcionando en la Provincia.

El paro decretado por los Gremios estatales genera serios inconvenientes, no solo para la operadoras sino también para las arcas de la Provincia, que recibe los fondos por regalías en función de la producción de las petroleras.

Chubut  recibe alrededor de 800 millones de pesos por mes en concepto de regalías. De las cuales pocos más de 550 corresponden a PAE, la mayor productora de la Provincia, sumando también a CAPSA, pero con valores menores.

La continuidad en el tiempo de estas medidas de fuerza provoca que los ingresos en la Provincia se vean seriamente afectados. En este punto entonces, es necesario preguntarse ¿Cuánto pierde el Municipio de paz social con estos cortes de Ruta? ¿Sirve hacer demagogia con locros y pasando como turista en Comodoro y fogonear un piquete? O lo más acertado acá sería convocar a una mesa de diálogo para mantener las inversiones y preservar la principal actividad de la Cuenca del Golfo San Jorge.

No es ninguna novedad que Chubut desde hace varios meses está atravesando por una situación económica-financiera complicada, entonces, si todos los chubutenses sabemos esto, es casi ilógico que se afecte la única actividad que sigue produciendo ingresos, como lo es el petróleo.

El reclamo de cualquier trabajador por su sueldo es más que válido, lo que se está cuestionando acá es la modalidad y el sector que se afecta de manera directa. Sin ingresos por regalías, la Provincia no marcha y ningún sector va a poder pagar sueldos ni activar el consumo.

El intendente de la ciudad, Carlos Linares, habló sobre la protesta de trabajadores estatales. “Estamos pasando una crisis social económica muy grande, ver de nuevo a docentes, no docentes, salud, pensamos que la imagen en 3 y 26 había terminado, es un dolor muy grande tanto por esta política del Gobierno Provincial como Nacional”, dijo.

Echando más leña al fuego

El viernes 16 no fue un viernes cualquiera en Comodoro Rivadavia, fue un viernes agitado, lleno de tensiones donde una vez más la ciudad se vio sitiada por los piquetes en las Rutas.

La detención de los dirigentes Daniel Murphy y Magalí Stoyanoff la ejecutó la Policía del Chubut, pero como se los acusaba de cortar una ruta nacional, quedaron a disposición de la Justicia Federal, que el caso de Comodoro Rivadavia significa estar a merced de la juez Eva Parcio.

Siempre el contacto entre las autoridades provinciales y la Justicia Federal había sido intenso en la previa de la detención, pero no tanto cuando Murphy y Stoyanoff ya estaban detenidos.

Sólo cuando la Justicia chubutense comenzó a intervenir en el caso, con la idea de descomprimir la tensa situación que se vivía, sobre todo en Rawson, recién en la Justicia Federal de Comodoro comenzaron a mover el traste de sus cómodos sillones.

Cuando la Defensoría Pública que conduce Sebastián Daroca puso en acción a Lucía Pettinari, la defensora penal de Comodoro Rivadavia, que presentó un Habeas Corpus por la pareja detenida, recién ahí se logró la reacción de la Justicia Federal, que terminó liberando a los detenidos –según publica Diario Jornada-.

Los malpensados aseguran que a alguien le interesaba dejar a Murphy y Stoyanoff todo el día detenidos para tensar la cuerda con los Sindicatos de estatales. ¿Será que a alguien en algún lado del mostrador le interesaba echar un poco de leña al fuego?

Compartí