Comerciantes coinciden en que hubo aumento de precios en las pescaderías

02/04/2021

Comerciantes coinciden en que hubo aumento de precios en las pescaderías

Los comerciantes coincidieron en que hubo una suba notoria en los precios de los pescados en el último tiempo. Además, algunos de ellos remarcaron la necesidad de que el Municipio trabaje para terminar con la venta de pescado “en negro”, es decir, controlar a todos aquellos que venden en la calle sin tener ningún permiso habilitante.

Ante una nueva selebración de semana santa, Crónica recorrió las calles de la ciudad y conversó con los dueños de algunas pescaderías para conocer los precios y cómo vienen las ventas, al acercarse una nueva celebración de Semana Santa.

“Los precios suben todos los días”

Jorge Klagges, dueño de “Pescadería Atlántica”, se refirió a la actualidad del rubro y destacó en primer término que, hoy por hoy, sostener una pescadería se ha vuelto algo complicado, debido a que los precios suben de manera constante: “estamos vendiendo lo de siempre, arrancamos desde la merluza, y después la gente siempre va a querer llevarse otra cosita, y está difícil. Y es difícil porque los precios suben todos los días, no solo en este rubro.

A pesar de esto, tenemos algo de expectativas. La gente hace un esfuerzo grande para poder comprar, y a mí me pasa lo mismo, porque yo salgo de acá, voy a comprar y me cuesta, como a todos”, comenzó diciendo el comerciante.

En la pescadería de Jorge, un kilo de merluza sin espinas cuesta 490 pesos. El pez gallo cuesta 550, las milanesas de merluza, ya preparadas, cuestan 600 pesos. Además, hay pejerrey a 350 y sábalo, también a 350 pesos. Si bien en el rubro tratan de mantener los precios, esta es una tarea complicada, y esto se debe al fuerte contexto inflacionario y de suba de precios que hay en Argentina desde hace mucho.

“Para hacer una cazuela de mariscos, más o menos para cuatro personas, el cliente puede gastar entre 1.300 y 1.400 pesos”, agregó el entrevistado.

Gente que vende pescado “en negro”

Klagges señaló además que, en el último tiempo, la suba de precios que hubo en el sector fue importante. Además, se quejó por las personas que venden pescado de manera ilegal, sin tener ningún permiso habilitante para hacerlo, algo que representa un problema para aquellos que sí están en regla.

“Yo creo que no nos damos cuenta de lo que ha aumentado todo, la plata ya no tiene valor. A nosotros nos cuesta mucho salir a comprar. Para comprar cien kilos de merluza, tenemos que juntar 30.000 pesos. Antes, en épocas normales, vendíamos 600 kilos a la semana, hoy con suerte vendemos 150.

Y lo peor de todo, es que al tipo que está inscripto lo presionan de todos lados, pero afuera está lleno de gente vendiendo pescado en negro. Pero a vos, que estás en regla, vienen a verte de bromatología, de la AFIP, de todos lados. La nuestra es una realidad desigual”, concluyó.

Fuente: diariocronica.com.ar

Compartí