Celulares: Desde marzo el crédito prepago durará 6 meses

Un nuevo reglamento obliga a las empresas a dar más información y a pagar “compensaciones” por mal servicio.

Pagar por recargar la línea y que el saldo expire antes de llegar a usarlo. Aceptar un cambio de plan con la promesa de un ahorro que luego no se cumple. Preguntar por un reclamo realizado y que respondan no tenerlo registrado. Gastar de más porque la mala señal hace que las llamadas se corten, sin que nadie reconozca esas pérdidas…

Por múltiples causas, los usuarios de celulares entran en conflicto con las empresas, a veces con resultados frustrantes. Pero desde el 5 de marzo, tendrán más chances de salir bien parados. Será al entrar en vigencia un nuevo “Reglamento de Clientes” que el Gobierno aprobó y que reconoce a los consumidores ocho nuevos derechos.

El de mayor impacto transforma un aspecto clave de las recargas “virtuales” o con tarjeta, típicas de los masivos planes prepagos. Hoy los saldos comprados se pierden si no se usan en 3, 5, 10 o hasta 30 días, según el monto y las promociones. Ese tiempo al menos se sextuplicará.

“El plazo de vigencia de cada carga de crédito no será inferior a 180 días corridos contados a partir de su acreditación”, fija la norma, aprobada por la Resolución 733-E/2017 del Ministerio de Modernización de la Nación. Agrega que eso será “sin excepciones” y que deberán debitarse primero los saldos que venzan antes.

Héctor Huici, secretario de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, le aclaró a Clarín que el nuevo plazo regirá para las recargas hechas del 5 de marzo en adelante, sin cambiar la duración del saldo cargado antes. Explicó además que el cambio busca “adoptar un estándar normalizado” para que la gente pueda “conocer de antemano la vigencia y la duración de la carga”. El funcionario, en una entrevista anterior, ya había adelantado la postura oficial: “Creemos que la duración actual del saldo es insuficiente”.

Otra novedad es que, ante cada reclamo de un cliente -ya sea en persona, por teléfono o por Internet-, la empresa estará obligada a darle una “constancia” escrita en papel, por email o por SMS. También deberán permitir que la persona siga online el estado de todas sus gestiones con datos actualizados sobre “el curso seguido y los plazos de respuesta”.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO