Autopartistas en crisis: El 84% de las empresas echó personal

09/01/2019

Autopartistas en crisis: El 84% de las empresas echó personal

Según una encuesta de la Asociación de Fábricas de Autocomponentes (AFAC), sobre una muestra de 43 firmas, la pérdida de empleo fue de casi 6%. Extendido a todo el sector, implicaría 3000 puestos de trabajo en el año.

Aunque algo aliviados por el repunte de la exportación, que impulsó a las terminales a producir más vehículos con ese fin y compensar la fuerte baja del mercado interno, las autopartistas cerraron el 2018 con caída de producción y problemas de empleo, como casi todos los sectores industriales.

Una reciente encuesta realizada por la Asociación de Fábricas de Autocomponentes (AFAC) reveló que el 84% de los socios se desprendió de trabajadores o lo hará en los próximos tres meses.

Las 43 empresas que respondieron tenían, a diciembre de 2017, un plantel de 9831 trabajadores. De ese total, la reducción de personal durante el año pasado fue del 6%%, de acuerdo con la encuesta. Si ese porcentaje fuera extrapolado a todas las compañías que integran el sector autopartista, que suman 400, la pérdida de empleo alcanzaría los 3000 puestos, ya que a fines del 2017 había un registro de 55.358 trabajadores formales. “El empleo viene a la baja, lamentablemente. Se ha sostenido todo lo que se pudo”, remarcó el presidente de AFAC, Raúl Amil, antes de entrar a una reunión de comité de presidencia en la que se discutiría la agenda de preocupaciones a discutir con el Gobierno.

Sobre el 2018, Amil afirmó que “la producción cerró casi como el año pasado, con una producción de vehículos que fue apenas 1,4% menor que la de 2017”. “La situación no fue peor porque anduvieron bien las exportaciones”, agregó el directivo. En total, la producción de vehículos durante el año pasado ascendió a 466.649, contra los 473.408 del ejercicio previo. Mientras que las ventas a concesionarios en el mercado doméstico cayeron 22,9% interanual, las ventas al exterior crecieron 28,5%, de acuerdo con los últimos datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa).

Costos de la devaluación

Pese a esta mejora exportadora, “el sector está mal. Hay muchos colegas que cerraron mal el año porque las terminales han sido muy duras con las actualizaciones de precios pos devaluación. Todos tenemos una parte importante de nuestra estructura de costos en dólares y eso nos afectó fuerte a todos, ya que los márgenes son muy finitos en este negocio”, remarcó el autopartista.

Incluso, dos empresas del sector cerraron sus puertas en los últimos días. Se trata de Deutz y Carraro, dos autopartistas emplazadas en el Parque Industrial La Cantabrica. En ambos casos, producían piezas para maquinaria agrícola.

Por otra parte, existe fuerte preocupación por el esquema de retenciones y reintegros a la exportación, que reduce los incentivos a integrar piezas nacionales. “Se establecen derechos de exportación para incrementar la recaudación, pero la forma de calcularlos excluye las piezas importadas, perdiendo aún más competitividad. Se exporta menos que el potencial posible, cae el empleo, y se termina recaudando menos”, señalaron desde AFAC, al tiempo que plantearon que “debe cambiarse la base imponible de retenciones agregando las piezas importadas y bajar la alícuota para que no termine subiendo más la presión sobre la exportación de vehículos”. Para plantear ese y otros temas de inquietud, los autopartistas pedirán una audiencia con el ministro de Producción, Dante Sica, para las próximas semanas.

Igualmente, la decisión de importar o no se toma al inicio de la producción de un vehículo. Difícilmente -señaló Amil- haya una deslocalización, excepto que exista un problema de performance. La Argentina tiene una baja integración de piezas locales que no ha cambiado en los últimos 10-12 años porque siempre se integran las mismas partes. El promedio hoy es de 33%, que sube al 40% en el caso de las pick ups.

Compartí
Aparecen en esta nota:
#Autopartistas